Acción judicial para frenar la venta de las hectáreas traspasadas a la Ciudad

El Observatorio del Derecho a la Ciudad presentó un amparo para impedir el comercio de más de 86 hectáreas de tierras públicas porteñas.

La Ley 6179 autorizó la venta de más de 800 mil metros cuadrados de tierras públicas de la Ciudad, que fueron transferidos desde Nación en el último tramo del gobierno de Mauricio Macri. Entre esas hectáreas se encuentran los terrenos del Mercado de Hacienda, ubicados en el barrio de Mataderos, Comuna 9. En el amparo presentado, la asociación civil pidió que se declare la inconstitucionalidad y nulidad de la normativa y que se suspenda la venta de los inmuebles.

La acción de amparo colectivo fue presentada por el Observatorio del Derecho a la Ciudad y La Cátedra de Ingeniería Comunitaria, y quedó radicada en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 7.

Las organizaciones plantean que la ley de traspaso no fue aprobada por el procedimiento de doble lectura, como establece el artículo 90 de la Constitución de la Ciudad, ni se convocó a ninguna audiencia pública para el tratamiento de su objeto y contenido en forma previa (artículo 63).

Además, sostienen que no respeta la participación ciudadana que exige el Plan Urbano Ambiental para el manejo del Banco de Tierras e Inmuebles porteño, pero solicitaron que la causa no perjudique las ventas y escrituraciones que está realizando el GCBA de inmobiliarios que tienen por adjudicatarios a familias y organizaciones de la sociedad civil del Barrio Carlos Mugica en el marco de su proceso de re-urbanización, ya que cuentan con la autorización de la ley 6129. 

“En la Ciudad de Buenos Aires, se autorizó la venta de 86 manzanas de tierras públicas en una sola ley, casi la superficie del Barrio de San Telmo, sin posibilitar ningún debate ni discusión con la ciudadanía en relación a un mejor destino o uso de estos inmuebles”, manifestaron.

En el caso del Mercado de Hacienda, ubicado en Avenida Directorio y Eva Perón, las normativas que lo traspasaban a la Ciudad establecieron que el funcionamiento debía contemplar que 65% de la superficie permanezca bajo la titularidad dominial de la Ciudad con destino a uso y utilidad pública.

Sin embargo, como adelantó AVISPADOS hace unas semanas, el terreno tuvo que pasar por tres proyectos de ley para conseguir los votos necesarios para cederse: uno de una de traslado de la tierra al Gobierno porteño, otro de autorización de venta por parte de la ciudad y el tercero fue la normativa urbanística.o capacidad constructiva del predio.

“CABA tiene sus servicios públicos colapsados. El poco suelo que queda debería haber sido destinado a esos objetivos y no a negocios inmobiliarios suntuosos. El costo oportunidad de destinar estos terrenos para la venta y no para las necesidades prioritarias de los porteños es una de las principales causas de una deuda social y ambiental hacia futuro”, había manifestado en ese entonces el titular del Observatorio del Derecho a la Ciudad Jonatan Baldiviezo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.