Prohibieron entregar sorbetes en la Ciudad

La medida alcanza a locales gastronómicos, quioscos, hoteles y boliches, y tiene el objetivo de reducir la contaminación ambiental.

Desde ayer, los locales porteños sólo pueden entregar sorbetes de un solo uso si el cliente lo solicita. La iniciativa fue establecida por la Resolución 816/MAyEP/2019, que se desprende de la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos N° 1.854, que en el mes de mayo inició el proceso de abandono del uso de este tipo de productos plásticos desalentando la entrega en distintos comercios.

La norma contempla que en seis meses ya no se entreguen sorbetes en ningún caso, según estableció el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a través de la Agencia de Protección Ambiental.

La medida alcanza a hoteles de 4 y 5 estrellas, shoppings, galerías comerciales y centros comerciales a cielo abierto, locales que posean una concurrencia de más de trescientas personas por evento y establecimientos pertenecientes cadenas comerciales (más de cinco establecimientos que se encuentren identificados bajo una misma marca comercial, sin distinción de su condición individual de sucursal o franquicia),

También abarca a locales de baile y comercios donde se sirven y/o expenden comidas y bebidas, comercios que expenden productos alimenticios, locales para la venta de golosinas envasadas y locales de baile.

Quienes no cumplan con la medida podrán ser multados. Desde la entrada en vigencia de la resolución los inspectores del Gobierno de la Ciudad están realizando una campaña específica para controlar la aplicación de esta norma.

La iniciativa tiene como antecedente la prohibición de la entrega de bolsas plásticas en supermercados y autoservicios de alimentos y bebidas que se llevó a cabo en 2017.

El uso de este tipo de bolsas plásticas genera diversos problemas ambientales: tapan sumideros, se escurren por los pluviales, forman “diques” que atrapan otros residuos, perjudican el buen funcionamiento de los sistemas de drenaje; afectan a la supervivencia de la flora y fauna, sobre todo acuática. 

“Antes de esta medida, alrededor de un tercio del material que se retiraba en la limpieza de los arroyos entubados de la Ciudad eran bolsas. Desde la entrada en vigencia de esta resolución se evitó la entrega de más de 500 millones de bolsas, la cantidad que entregaban los supermercados, hipermercados y autoservicios de la Ciudad antes de la entrada en vigencia de la norma”, aseguran desde el Gobierno porteño.

Leave a Reply

Your email address will not be published.