Realizarán un abrazo al CeSAC 14

Los Vecinos y Trabajadores en Lucha convocan a los interesados para mañana, bajo el lema “en defensa del derecho a la Salud pública, gratuita y de calidad”. Denuncian el abandono del Estado.

Desde este lunes a las 11 residentes del barrio Parque Avellaneda y profesionales del Centro de Salud y Acción Comunitaria 14, se reunirán en Saravia y Horacio Casco (Villa Cildañez, Comuna 9) par manifestarse en contra de las condiciones de trabajo y la precariedad de la obra.

El centro se incendió en agosto del año pasado y desde entonces los trabajadores atienden a los pacientes en consultorios móviles, montados en tráilers, que no reúnen condiciones dignas ni poseen los insumos necesarios.

A menos de dos meses de que se cumpla un año del accidente que sufrió el CeSAC 14, siguen reclamando que al establecimiento le falta un largo tramo para terminarse, a pesar de que su fecha de finalización era julio del 2019. Mientras, los profesionales siguen atendiendo en los tráiler que debían ser provisorios y durar sólo tres meses.

Además del pésimo estado de los containers, los Vecinos y Trabajadores en Lucha denuncian que, desde el comienzo de la construcción, la obra se interrumpió cuatro veces y que están cansados del abandono y la precariedad.

 

Nada nuevo

 

AVISPADOS adelantó en mayo que la Mesa de Salud (conformada por residentes, organizaciones sociales y empleados del Centro) había tenido una reunión con la ministra de Salud de la Ciudad Ana Bou Pérez, luego de que se enteraran de que la obra estaba frenada nuevamente en una visita a la construcción, cuando vieron que no había ningún obrero en el lugar.

En esa ocasión, una trabajadora manifestó que en el encuentro se había labrado un acta donde los funcionarios se comprometieron a seguir sosteniendo un plan de trabajo que tuviera como entrega de la obra el mes de julio.

Sin embargo, y a pesar de la denuncia por la falta de voluntad política ante una situación de emergencia sanitaria que hicieron vecinos y trabajadores, el panorama sigue siendo negativo y el cumplimiento de la fecha límite parece imposible.

“Aunque como trabajadores hacemos de todo para saldar este abandono del Estado (en muchos casos proveyendo los materiales de trabajo), estas no son condiciones de calidad ni dignas para atender y ser atendido”, había expresado la trabajadora del CeSAC.

A las denuncias se suman las demandas de los profesionales y vecinos, que se relacionan con la incomodidad del sistema de consultorios móviles, ya que están expuestos a la lluvia, el frío y el calor extremo y le genera dificultades de acceso a personas con movilidad reducida.

También solicitan más personal de seguridad,  más baños químicos y el arreglo de los tráilers que evidencian falta de mantenimiento y presentan goteras, cortocircuitos, hormigas y baños en mal estado. Ninguna de las demandas obtuvo una respuesta por parte del Gobierno porteño.

Leave a Reply

Your email address will not be published.