Mataderos: un cumpleaños distinto

El barrio de la Comuna 9 cumple hoy 131 años, pero no habrá festejos en las calles como otros años, debido a la pandemia del COVID 19. Conocé un poco más de su historia.

Un día como hoy pero de 1889 comenzó la construcción de lo que serían los nuevos mataderos de Buenos Aires. Así se colocó la piedra fundamental del Mercado de Hacienda (hoy conocido como Mercado de Liniers S.A.), alrededor del cual comenzó a conformarse el barrio. Hoy, 131 años después, los vecinos celebran su historia desde sus casas, ante la cuarentena nacional.

Ubicado al sudoeste de la Ciudad de Buenos Aires, Mataderos es parte de la Comuna 9, junto a Liniers y Parque Avellaneda. Su perímetro lo completan las avenidas Eva Perón, Emilio Castro, General Paz y la calle Escalada.

La idea con la que se iniciaron las construcciones hace más de un siglo era reemplazar a los corrales viejos instalados en el actual Parque Patricios. Por entonces, Mataderos era Nueva Chicago, denominación que aludía a la ciudad norteamericana caracterizada por la industria de la carne. 

Sin embargo, pronto ganó la denominación popular, Mataderos, y Chicago quedó reservado al club verdinegro.

La zona era periférica, tan lejana que ni siquiera los trabajadores de Parque Patricios estaban de acuerdo con trasladarse por tanto tiempo y luego cumplir una cansadora jornada laboral.

Así fue como a principios del siglo XX, Mataderos fue un terreno atractivo a donde instalarse para inmigrantes y pobladores de diversas provincias que se acercaban al centro urbano atraídos por la demanda de mano de obra.

De esta manera, alrededor de las instalaciones del Mercado de Hacienda -que se inaugurarían recién once años más tarde-, el barrio fue creciendo. Pronto comenzaron a multiplicarse los frigoríficos, cuya tecnología innovadora venía a sustituir a los saladeros usados en la antigüedad.

Dentro del matadero, las tareas estaban repartidas: los más especializados se dedicaban al faenado, reseros y gauchos se encargaban de trasladar a los animales desde el campo y los “mucangueros” recogían los deshechos y los vendían para la producción de jabón.

La historia del barrio está enlazada fuertemente con el trabajo. Además del cumpleaños celebrado el 14 de abril, Mataderos conmemora todos los 14 de enero la toma del Frigorífico Lisandro de la Torre ocurrida en 1959 tras el anuncio de su privatización.

La protesta incluyó resistencia en la calle y el atrincheramiento de los trabajadores encabezado por Sebastián Boro. Aunque la represión policial con tanques y efectivos armados diluyó la toma, ésta es considerada la primera manifestación sindical de las muchas que vendrían luego.

Aunque el paso del tiempo reformulara en parte su paisaje mixto, bañado por campo y ciudad, integrándolo completamente al tejido urbano, su tradiciones se conservan de la mano de los residentes, la Feria de Mataderos, el resero y el proyecto de Museo de la Carne.

Hoy lo vecinos no pudieron salir a festejar como años anteriores por la epidemia del coronavirus, pero siguen enorgulleciéndose como entonces al llevar las tradiciones de Mataderos a flor de piel.

Los datos fueron extraídos del archivo de Avispados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.