Avanzarán con las obras para hacer un Viaducto en el Tren Sarmiento

Están contempladas en el proyecto del Presupuesto 2020 presentado por el jefe de Gobierno de la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta.

La obra del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento se había frenado el verano pasado, a la altura de Liniers (Comuna 9), por falta de presupuesto. Pero el primer mandatario porteño, durante su campaña electoral, se comprometió a elaborar un proyecto para reemplazarlo por un viaducto elevado, similar a los de las líneas Mitre y San Martín.

La noticia llegó esta semana con la presentación del Presupuesto porteño en la Legislatura, que cuenta con una partida para hacer un viaducto de Caballito a la General Paz, continuando la obra del soterramiento.

El documento pretende destinar 500 millones de pesos para “los estudios de factibilidad y el inicio de las obras del ferrocarril Sarmiento”. El presupuesto servirá para financiar el Plan de Accesibilidad, Circulación y Evacuación (PACE), que el próximo año pretende terminar la Etapa II del PACE Sarmiento y continuar con las obras de la Etapa III. 

“Con las obras de viaductos se avanza hacia una Buenos Aires sin barreras. Este año se inauguraron el viaducto Mitre y San Martín, abriendo calles y haciendo más seguros los cruces. A su vez, se busca seguir trabajando en un esfuerzo conjunto con el Gobierno Nacional en la eliminación de las barreras del Sarmiento, beneficiando así a cientos de miles de vecinos”, asegura el proyecto.

Y resalta que los “Bajo Viaductos combinarán espacio público y nuevos usos, dinamizando las zonas y haciéndolas más seguras y disfrutables”.

¿Cómo será la obra?

El soterramiento de las vías del ferrocarril Sarmiento se frenó a comienzos de año, por falta de fondos. Pero el Gobierno porteño tomó la obra como una promesa de campaña y aseguró que no habrá más paso a niveles en la en el Sarmiento.

La Ciudad de Buenos Aires se encuentra dividida a la mitad por la vía. En este sentido es pensada la iniciativa que propone que los trenes corran por altura. Esta obra permitiría eliminar las 22 barreras que quedan entre Caballito y la General Paz, y así aliviaría el tránsito. 

Sin embargo, el desafío de la construcción del viaducto es que, de materializarse, la línea Sarmiento pasaría a tener tramos en trinchera (entre Once y Caballito), en viaducto (de Caballito a Provincia), y a nivel de la calle.

El viaducto permitiría subsanar el hecho de contar sólo con dos vías- que había sido uno de los aspectos más criticados de la iniciativa del soterramiento. La elevación permitiría contar con tres o cuatro vías, como con el del San Martín, aunque no evitaría la acumulación de gente al llegar al tramo de lo que ya está construido, entre Villa Luro y Haedo.

Desde el Ejecutivo porteño sostienen que el nuevo rumbo de construcción aportaría una doble solución: no sólo se trata de una obra varias veces más económica que el túnel, sino que pasaría a ser ejecutada por el Gobierno de la Ciudad en lugar del nacional, que tiene dificultades para conseguir el financiamiento internacional que le permita continuarla.

Hace unas semanas, en una reunión con vecinos de Liniers, el vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli manifestó que iba a hablar con el presidente electo Alberto Fernández por el viaducto elevado, que sería financiado por el GCBA.

Leave a Reply

Your email address will not be published.