Presentaron un proyecto para la protección del Parque Avellaneda

La iniciativa pretende que se le prohiba al Poder Ejecutivo enajenar los terrenos de la pista de atletismo, a la vez que propone un plan de obras para poner en valor el sector.

La medida fue presentada por la legisladora del Bloque Peronista María Rosa Muiños y propone garantizar la continuidad del Polideportivo como un espacio público de acceso irrestricto ante el avance de un club de rugby privado, Floresta Rugby Club, que cobra cuotas mensuales a sus afiliados y utiliza las instalaciones.

Para la funcionaria, la situación se agrava “mediante la cuestionable plataforma digital BA Elige que permitió que el club se acoplara al Polideportivo”. 

Pero, además de la prohibición de la concesión total o parcial del terreno, que denomina como “intentos privatizadores”, Miuños propone un plan de obras para poner en valor tanto el sector del campo del espacio verde, como también su edificio, para mejorar la calidad de los servicios.

Entre las mejoras que plantea se encuentra la reposición de las rejas de la Avenida Lacarra, la categorización del acceso colocando una barrera y la construcción de un baño para la oficina de ingreso; recuperar la cancha Nº 2 , rellenarla de tierra y colocarle un alambrado perimetral; cerrar con estructura premoldeada (paneles) los fondos de los vecinos linderos al Polideportivo; y plantar árboles en todas las líneas de rejas del cerco perimetral de la autopista, para mitigar la emisión de gases contaminantes de los vehículos. 

También sugiere reponer las mesas y sillas del natatorio, colocar bebederos y sembrar árboles en el área de mesas, recuperar el piso de las canchas de tenis y el sector de juegos infantiles, colocar bebederos y un sistema de riego en el jardín, rellenar de conchilla la pista y arreglar sus cordones internos, cajones y corredores.

En cuanto al sector edilicio, la legisladora busca que se pongan en condiciones los baños y vestuarios, que se repongan las máquinas del gimnasio de musculación, la cocina y el comedor. 

Además, que se reparen los consultorios médicos, se arreglen los baños para personas con discapacidad, se impermeabilicen los techos y se calefaccione el edificio.

Como argumento, Muiños citó el artículo 26 de la Constitución porteña que determina que el ambiente es patrimonio común y todos tenemos derecho “a gozar de un ambiente sano, así como el deber de preservarlo y defenderlo”. 

“La Ciudad promueve la práctica del deporte y las actividades físicas, procurando la equiparación de oportunidades. Sostiene centros deportivos de carácter gratuito y facilita la participación de sus deportistas”, remarca el proyecto, según el artículo 33 de la Carta Magna porteña.

Leave a Reply

Your email address will not be published.