Realizaron una inspección ocular en el Rogelio Yrurtia

La jueza Elena Liberatori y la Asesora Tutelar Mabel López Oliva estuvieron en el colegio de Bellas Artes ante los reclamos de la comunidad educativa por las condiciones edilicias de la institución.

El viernes pasado, Liberatori y López Oliva recorrieron la escuela junto a padres, docentes y alumnos en el marco de un expediente judicial en curso acerca del estado de la infraestructura del nuevo edificio, al que se mudaron este año, ubicado en la Avenida Juan Bautista Alberdi 4139.

La comunidad de la Escuela Superior de Enseñanza Artística reclama que les falta el gas y tienen cortes de luz intermitentes. El Rogelio Yrurtia está dividido en dos cuerpos: el de bachiller, sobre la Avenida Alberdi; y en donde se dictan los talleres, al que se accede por la calle Cajaravilla.

Según le contó a AVISPADOS el padre de uno de los alumnos, el último bloque comenzó a tener luz recién hace pocas semanas cuando les dieron un generador.

Durante el recorrido comenzaron a manifestarle a la jueza las falencias que tiene la estructura, tales como filtraciones de agua, rajaduras en las paredes y cuestiones técnicas tales como que el aula designada para la materia Escultura tiene mesas de mármol, material sobre el que no se puede martillar.

“También se le mostraron diferentes lugares del edificio donde se están dando clases ahora, como la de murales, que se da el pasillo por el recorte de aulas que tenemos. Hay 20 salones vedados por el Ministerio de Educación, 10 en cada bloque, porque están esperando trasladar a otra escuela al establecimiento”, expresó Mariano Fernández, padre de una de las alumnas e integrante del Foro por la Educación Pública de la Comuna 10.

Y agregó: “En principio la idea fue trasladar el Cerámica, de la calle Bulnes, pero luego se suspendió. Sin embargo, el Ministerio sigue sosteniendo esas aulas para una futura escuela, de la que no hacemos trascender el nombre porque no es nada confirmado”.

Según Fernández, la Ciudad esperaría hasta después de los sufragios para realizar la posible mudanza. “Por eso estamos peleando por recuperarlas antes de las elecciones”, aseguró.

Otro de los reclamos de padres, profesores y alumnos es cómo les afecta tener menos aulas a la matrícula. Para la comunidad educativa, se está cercenando la posibilidad de crecimiento que se tenía en consideración para el nuevo edificio, en cuanto a la cantidad de alumnos.

“Los espacios siguen siendo insuficientes. Hay veces en las que distintos años tienen que compartir el mismo lugar, por ejemplo 4° y 5° que están en una misma aula porque no tienen un lugar asignado para dicha cursada”, denunció el padre.

Asistieron a la inspección funcionarios del Ministerio de Educación, a pesar de no estar citados. Los asistentes manifestaron que intentaban explicarle a la jueza la causa de las falencias en el edificio, pero no daban ninguna respuesta concreta.

“La jueza con todo esto se mostró sorprendida, por supuesto. Desde el Ministerio expresaban que se había citado a docentes de la escuela para consultarles, para diagramar la distribución de la aulas y las especificaciones técnicas que necesitaban para trabajar. Eso es falso y fue desmentido por los profesores, ya que la especificaciones que dieron, no mediante reuniones de consenso, sino mediante escritos al área artística, no fueron tomadas en cuenta y están a la vista los resultados”, aseguró Fernández.

Los pasos a seguir para la comunidad es esperar que se dicte una sentencia en base a lo observado por Liberatori el viernes. Familiares y profesores tienen esperanzas de que la jueza estará a su favor y que se aprobará una resolución judicial sobre las aulas cerradas, la falta de gas y luz y las deficiencias de infraestructura de la escuela.

“Liberatori cerró diciéndole a la persona del ministerio que le avisaran a la ministra Soledad Acuña que dándole 20 aulas, poniendo esta escuela en condiciones, conectando el gas y solucionándole el tema de la luz este conflicto se arregla”.

Y continuó: “ Lo mismo con la asesoría tutelar, porque ya está hecho el primer paso, que era la inspección ocular. Ahora tienen que actuar en consecuencia: volver a citar a los chicos, hacer un expediente y elevarlo al Ministerio”, enfatizó el integrante del Foro por la Educación Pública.

Y aseguró que seguirán llevando adelante acciones de protesta, visibilización y articulación, y movilizaciones entre los diferentes sectores de la escuela.

Leave a Reply

Your email address will not be published.