Se inauguró la muestra “Breccia 100”

De la mano de la Secretaría de Cultura llega la presentación de obras originales del artista Alberto Breccia, a 100 años de su nacimiento, ocurrido el 15 de abril de 1919.

La exposición, que recorre la vida y la obra del historietista uruguayo que pasó su infancia y adolescencia en Mataderos, se realiza en el 3° piso de la Casa Nacional del Bicentenario (Riobamba 985, Recoleta, Comuna 2) y puede visitarse de martes a domingos y feriados de 14 a 20, hasta el 23 de junio. La entrada es libre y gratuita.

Curada por Laura Caraballo y Thomas Dassance, la muestra- que se exhibe por primera vez en la Argentina-, incluirá planchas y ediciones originales, revistas, libros, fotografías, videos, proyecciones y entrevistas filmadas. También habrá performances y charlas.

Se pueden observar unos 70 trabajos originales del autor, de distintas épocas, desde sus principios hasta el encuentro con Héctor Germán Oesterheld, con quien realizó algunas de sus obras más conocidas, tales como Sherlock Time, Mort Cinder, Vida del Che Guevara y una nueva versión de El Eternauta.

“También nos metemos en su obra a través de sus ejes temáticos y técnicos más importantes, que lo distinguen de otros autores y que nos permiten no tener una lectura cronológica ni por obra sino por las cosas que más lo distinguen en el rubro de la historieta”, le comentó a AVISPADOS Thomas Dassance.

El Eternauta, por Alberto Breccia
El Eternauta, por Alberto Breccia

-¿Cómo surgió la idea de realizar la muestra?

-La idea surgió por parte de la Secretaría de Cultura de la Nación, en particular del secretario de Patrimonio Marcelo Panozzo, que nos propuso armar algo acerca de los 100 años del nacimiento de Alberto Breccia.

Justo yo estaba en contacto con Laura Carballo, la otra curadora que estaba armando una muestra sobre Breccia en Toulouse y otra en París. Así que me tocó conectar a Marcelo con Laura y después trabajar con ellos dos la idea de mostrar originales que nunca antes habían podido exponerse en Argentina, porque estaban en Francia, y repasar toda su obra.

-¿Cómo fue el proceso de traer esos materiales de nuevo a Argentina?

-El proceso fue bastante sencillo porque ya no hay problemas entre los herederos y la segunda esposa de Alberto. Gracias al acuerdo entre ellos, se nos dio la posibilidad de trabajar sobre ello que depende de lo que todavía está disponible, ya que una gran parte de la obra fue robada y otra desapareció.

En base a lo que había, se realizó una selección allá en Francia, de la que se encargó Laura y después, gracias al apoyo de la Secretaría de Cultura, pudimos hacer el envío internacional para traerlo al país.

-¿Cuál es la importancia a nivel cultural de que puedan verse las páginas originales de Breccia?

-A nivel cultural es algo imprescindible porque es la obra de unos de los más grandes maestros de la historieta a nivel mundial, reconocido como tal por los dibujantes actuales en todas partes del mundo, muy admirado por muchos debido al trabajo de experimentación narrativa, estética y a nivel de dibujo y nos pareció fundamental que por fin se pueda ver ese material en Argentina.

Y una de las que cosas que más resalta esta muestra es hasta qué nivel los libros editados de Alberto no le hacen honor a la calidad de los originales. Tanto porque es difícil de imprimir como porque algunos ya se imprimieron hace mucho tiempo y por ahí no contaban con la capacidad técnica de resolver el desafío de lo que significan los originales.

Esta muestra es algo muy importante para todos los que aman la historieta y los que quieren descubrir a un genio precursor del noveno arte, poder acercarse y ver esos originales y poder descubrir lo que inventaba Alberto a la hora de dibujar y poner su dibujo al servicio de la narración.

 -¿Qué esperan de la muestra?

-Devolverle su lugar en el mundo de la historieta en la Argentina, que si bien es conocido nos parece que ha pasado desapercibido en los últimos años. Por eso nos interesa que se vuelva a conocer su obra, que los jóvenes autores tomen conciencia de lo importante que es la obra de Alberto y obviamente abrirlo a un público más amplio que por ahí no conoce tanto de historieta y puede, a través de la muestra, conectarse con el trabajo de un genio.

 

Una vida marcada por el barrio

Alberto Breccia nació en Montevideo, Uruguay, en 1919, y a los tres años, junto a su familia, se estableció en Mataderos. Allí tuvo su primer trabajo, en un frigorífico. Su infancia y adolescencia estuvo marcada por el barrio, que dejó una profunda huella en su vida personal y profesional.

Joven y autodidacta, hizo sus primeros trabajos como dibujante para revistas barriales, y a fuerza de trabajo y dedicación, se convirtió en un indiscutido maestro y referente de la historieta argentina y mundial. Fue fundador de nuevas formas de leer la historieta, con su imagen experimental y todas las rupturas que estableció en este lenguaje. Su aporte se extiende también a su actividad docente que mantuvo hasta sus últimos días.

Breccia cambiaba constantemente de técnica, muchas veces por aburrimiento, y realizaba un trabajo manual meticuloso. En este recorrido no lineal, sus encuentros y sus múltiples colaboraciones con escritores y guionistas fueron determinantes, así como su vínculo con la literatura.

Leave a Reply

Your email address will not be published.