Se extendió la cuarentena obligatoria

Será hasta el fin de la Semana Santa, según lo anunció el presidente Alberto Fernández. En su discurso, el mandatario también criticó a las empresas que despidieron a sus empleados durante el aislamiento.

Luego de consultar a expertos y de conversar con los gobernadores de las provincias, el presidente prorrogó la medida hasta el 13 de abril con el objetivo de evitar un pico de contagios, y que ese retraso permita preparar al sistema de salud y proveerse de los insumos críticos. También volvió a criticar a los “vivos” que violaron el aislamiento, y a los empresarios que echaron a sus empleados.

A la 11 de la mañana de ayer, Alberto Fernández se reunió en Olivos con el ministro de Salud Ginés González García, su segunda Carla Vizotti y los especialistas que vienen trabajando junto a ellos en el análisis del desarrollo de la pandemia: la representante de la OMS Mirta Roses, y los médicos Pedro Cahn, Omar Sued, Angela Gentile, Pablo Bonvehi, Gustavo Lopardo y Tomás Orduna. Unánimemente aconsejaron extender la cuarentena y destacaron los buenos resultados que venía teniendo el aislamiento porque había permitido una tasa relativamente baja de contagio

En la conferencia de prensa que dieron luegos los especialistas, también explicaron que el levantamiento de la medida no será de un día para el otro, sino que se realizará de manera progresiva y por etapas, siendo los eventos masivos los últimos en volver a la normalidad.

Por la tarde, el primer mandatario mantuvo una extensa teleconferencia con los gobernadores, quienes también se mostraron a favor de continuar con la iniciativa. Mientras se realizaba la reunión online, se conoció el reporte diario: se sumaron 75 casos con lo que el indicador subió a 820 contagios confirmados, con 20 muertos.

“De la economía se vuelve, de las muertes no se vuelve más. De la caída del PBI se vuelve, de la muerte no”, expresó Fernández en el encuentro con las autoridades pronvinciales, concepto que repitió en el mensaje grabado, que se televisó a partir de las 22 de ayer.

“Prolongando la cuarentena vamos a haber cumplido dos ciclos la incubación del virus en el cuerpo humano. Será un largo camino, una guerra contra un ejército invisible, pero estoy seguro de que tiene mucho sentido y que los resultados van a ser favorables”, planteó, y resaltó que “somos un caso único, no lo hizo ningún otro país”.

También hizo una punteo de las medidas que tomó el Gobierno -congelar alquileres y ayudar a empresas a pagar salarios-, agradeció al personal de salud y de seguridad, y elogió que la gran mayoría cumplió con el aislamiento.

Sin embargo, se mostró muy duro con los empresarios por las subas de precios y los despidos: “Así como voy a ser muy duro con el que rompe el acuerdo de precios o los precios máximos, o especula en cualquier almacén perdido de la Argentina en un momento de extrema necesidad, voy a ser duro con quienes despidan gente, porque si algo tiene que enseñarnos la pandemia es la regla de la solidaridad. Nadie se salva solo”, enfatizó.

Y agregó: “Como hicimos un esfuerzo muy grande, no me resulta grato ver que alguien despide a un empleado. Es una regla moral de la sociedad, no podemos en semejantemente crisis desamparar a alguien dejándolo sin trabajo. Acá lo de lo que se trata para algunos empresarios es de ganar menos, no perder. Y bueno, muchachos, les tocó la hora de ganar menos“.

Leave a Reply

Your email address will not be published.