El agresor homofóbico de Parque Avellaneda deberá hacer un curso de género

La decisión judicial castiga el accionar del hombre quien ofendió y atentó contra una pareja de mujeres que estaba en el espacio verde de la Comuna 9. “Las causas por discriminación son una prioridad”, expresó el fiscal general porteño Juan Bautista Mahiques.

El hecho denunciado ocurrió en noviembre del año pasado y se conoció después de que las agredidas difundieran un video en Instagram donde quedó registrado el momento de los golpes.

Por este motivo, el fiscal penal y contravencional porteño Adrián Dávila resolvió que el hombre tendrá que cursar Dispositivo de Simetrías y Asimetrías en las Relaciones Sociales y el Taller de Conversaciones de Género y Cultura, dos talleres que dicta la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad.

La resolución también indica que el agresor no podrá intentar ningún contacto con las víctimas, ni si quiera a través de las redes sociales o vía telefónica.

“Quiero compartir con ustedes una situación de agresión y discriminación que vivimos con mi pareja. Yo estaba encima de ella, abrazadas cantando una canción y riéndonos. En este momento se nos acerca esta persona pidiendo que nos separáramos porque habían niños en el Parque y no era lugar para ese tipo de demostraciones”, había explicado una de las damnificadas.

Además, contó que el hombre en cuestión “actuó violentamente”: la empujó e intentó golpearla con el puño. La escena transcurrió delante de la familia del agresor que, según la publicación de Instagram, integraban dos niños pequeños. “Parecía no importarle nada”, señala el texto.

Desde la Constitución a una ley: el amparo de la comunidad LGBTI+

Cuando en 1996 los constituyentes sancionaron la Carta Magna porteña introdujeron en el artículo 38 la obligación de darle “perspectiva de género en el diseño y ejecución” a las políticas públicas que fueran desarrolladas.

Esta línea, incluida en el párrafo denominado “Igualdad entre varones y mujeres” fue utilizada como argumento judicial en abril del año pasado, cuando una mujer trans acudió a la Justicia por la falta de cupo laboral.

Por su parte, la Legislatura porteña sancionó en noviembre de 2012 una norma que determina las políticas públicas “para el reconocimiento y ejercicio pleno de la ciudadanía de las personas Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales e Intersexuales”.

La ley, qué lleva el número 4376, subraya que las personas integrantes de la comunidad LGBTI “son titulares y sujetos plenos de todos los derechos” e insta a los funcionarios públicos de la Ciudad a “adoptar medidas” para hacerlos efectivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.