La Ciudad no podrá utilizar el edificio del Yrurtia para traspasar a otra escuela

A través de una pre cautelar, el juez Francisco Ferrer determinó el edificio del ESEA Rogelio Yrurtia será de uso exclusivo de la institución.

El Juez Francisco Ferrer ordenó al Gobierno porteño, como medida precautelar, que se abstenga de adoptar decisiones que afecten el uso del edificio de la Avenida Juan Bautista Alberdi 4139 y Cajaravilla 4158 (Vélez Sarsfield, Comuna 10), que se encuentra actualmente asignado a la Escuela Superior de Educación Artística en Artes Visuales Rogelio Yrurtia.

La resolución responde a un amparo presentado por padres y exalumnos y cuenta con el patrocinio del Dr Adrián Albor. Mantendrá su vigencia hasta tanto se resuelva sobre la medida cautelar peticionada por la parte demandante, para lo cual el GCBA deberá informar si más allá del presente ciclo lectivo ha resuelto que el edificio funcionará, además del Yrurtia, para otras escuelas u organismos administrativos; y cuál es el destino previsto para los 20 espacios áulicos no entregados al colegio.

“La conducta reticente adoptada por el GCBA, quien, pese a las sucesivas órdenes, se ha negado sistemáticamente a suministrar la información necesaria para resolver la pretensión cautelar, muestra capacidad para provocar una lesión en el derecho a la tutela judicial efectiva de los actores a la vez que impide al Poder Judicial brindar la respuesta que la Constitución le impone”, expresa el fallo.

Y agrega: “Dado que en el presente caso existiría una afectación a derechos fundamentales, tales como educación y el derecho de la comunidad educativa a participar en el proceso de toma de decisiones y de ser informada, una medida precautelar que persiga resguardarlos no puede ser contraria a dicho interés. Máxime cuando su vigencia depende del tiempo en que demore el GCBA en dar respuesta a lo solicitado”.

El amparo surge luego de que el Gobierno porteño intentara trasladar al Bachillerato con Especialidad en Producción Cerámica de la Escuela de Cerámica N° 1 del Distrito Escolar 13 al mismo establecimiento del Rogelio Yrurtia, con el fin de crear un Polo de las Artes. 

La comunidad que presentó el amparo afirmó que la Ciudad “planea llevar al mismo a numerosas instituciones educativas, como la Escuela de Bellas Artes “Lola Mora”, el Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla, las dos escuelas de Cerámica 1 y la Escuela de Cerámica Fernando Arranz, la Escuela de Danzas “Aída Mastrazzi”, entre otras instituciones”.

También agregaron que tales decisiones se han tomado sin participación de la comunidad educativa y que la demandada “tiene una estrategia dirigida a cerrar instituciones educativas, so pretexto de que las junta con otras”.

El comienzo

El conflicto que gira entorno al establecimiento se descubre en dos causas distintas. En la primera de ellas, la entidad sindical representante de los docentes de la Ciudad de Buenos Aires (UTE), promovió una acción de amparo contra el GCBA “a fin de que se declare la nulidad absoluta del Artículo 2 de la RESOLUCIÓN N° 3842/MEIGC/18 que aprobó el traslado del Cerámica 1, al edificio de la Escuela de Bellas Artes. Con la posterior decisión de la Justicia, el Gobierno porteño tuvo que dar marcha atrás con la mudanza.

La segunda de las causas, iniciada en 2016, fue presentada por padres, por lo que respecta a la infraestructura y las medidas de seguridad en el establecimiento, ubicado en ese entonces en la Avenida Juan Bautista Alberdi 4754, y además, que se dé cumplimiento a la ley 3232/2009, dictada por la Legislatura local, en donde se prevé la construcción del edificio nuevo.

En dicho expediente, con fecha 11 de agosto de 2017, se dictó una medida cautelar que posteriormente fue confirmada por la Sala I de la Cámara de Apelaciones del fuero, que dispuso ordenar al Ministerio de Educación que proceda en forma inmediata a la adopción de todas las medidas necesarias tendientes a la realización de los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo en el edificio. 

Pero luego de la mudanza, la Asesoría Tutelar realizó un planteo que acompañó un acta donde estudiantes de la Escuela Superior Rogelio Yrurtia dan cuenta de irregularidades de la nueva sede. Los estudiantes denunciaron la falta de gas y el peligro de las estufas eléctricas colocadas por Educación, que provocaron cortes de luz que motivaron la suspensión de clases durante una semana

También señalaron la falta de espacio en diferentes divisiones que deben cursar en la misma aula, mientras habría pisos y aulas del edificio cerradas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.