El Centro de Estudios Sociales y Actividades Vecinales Parque Avellaneda cumple 30 años

La fundación nació el 9 de septiembre de 1989. Legisladores del Bloque Peronista y de Unidad Ciudadana presentaron un proyecto para declararlo de interés social.

Los autores del documento son Santiago Roberto (Bloque Peronista), María Conde (UC) y Victoria Montenegro (UC), quienes buscan que la Legislatura exprese su beneplácito por el 30° aniversario de la fundación del CESAV Parque Avellaneda, perteneciente a la Comuna 9.

Todo inició cuando Roberto ¨Tito¨ González Táboas convocó a los vecinos para crear la institución con el objetivo de generar una historia e identidad común con los vecinos del barrio.

Desde entonces su trabajo sostuvo tres ejes: recuperar la memoria, por lo que promovió la creación de la Junta de Estudios Históricos del barrio Parque Avellaneda que realiza trabajos de investigación y recopilación de datos que permiten trazar la línea histórica de la zona; reconstruir el tejido social, buscando fortalecer los vínculos entre las organizaciones y las personas del barrio luego de la última dictadura militar; y reconfigurar la identidad revitalizando una historia común.

“El CESAV recuperó el barrio sobre la base de un sentido de pertenencia a un territorio, a una historia y al patrimonio que nos posicionaba como uno de los 47 barrios de la Ciudad de Buenos Aires”, expresa el proyecto.

 

Una porción de historia

En 1994 el CESAV, junto a la red de organizaciones barriales, la GAO (Gestión Asociada del Oeste, una red que buscaba implementar la metodología Planificación Participativa y Gestión Asociada en el oeste porteño) y Flacso realizó las primeras jornadas para la elaboración del “Plan de Manejo del Parque Avellaneda¨, que tuvo como objetivo la conservación y promoción del espacio.

El gobierno respetando una de las acciones propuestas en el Plan designó a un funcionario en el rol de administrador del Parque. Así, dos años después se crea en forma original la MTC ¨Mesa de Trabajo y Consenso¨, ámbito para la toma de decisiones por consenso. La MTC es la continuidad del CESAV y busca mantener sus objetivos.

Las Jornadas para la Revisión del Plan de Manejo derivaron, en el 2003, en la sanción de la Ley 1153, donde se reconoce al Parque Avellaneda como ¨Unidad Ambiental y de Gestión¨ que incluye al Patrimonio en forma integral y al sistema de gestión participativa y se reconoce al Plan de Manejo como el elemento ordenador de las acciones.

“El CESAV inició las transformaciones en un espacio público que se encontraba abandonado y fragmentado. Lo recuperó instalando un sistema de cogestión que permite ubicarlo como el principal referente de planificación participativa y gestión asociada. Los múltiples entramados que configuran los proyectos culturales, educativos, sociales y urbanos colocan a la experiencia como un modelo de desarrollo alternativo a otros modelos que generalmente son impulsados por mega-emprendimientos que irrumpen y modifican el territorio sin tener en cuenta a sus habitantes y en la mayoría de los casos expulsándolos”, afirma el escrito.

Y concluye: “Las leyes creadas en Parque Avellaneda con su sistema de gestión asociada son un logro fundamental en términos de la institucionalización de una experiencia que da cuenta de la legitimidad construida y del reconocimiento de las prácticas instaladas y sostenidas. ¨Lo público¨ adopta una dimensión clave, ingresando al terreno de la política desde la promoción de la corresponsabilidad de todos los ciudadanos. Por eso, como cuerpo legislativo nos parece que es parte de nuestra responsabilidad fomentar y acompañar esta iniciativa”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.