Proyecto de ley para el desarrollo de los Centros Comerciales a Cielo Abierto

Fue presentado por el presidente del bloque GEN Sergio Abrevaya y tiene como objetivo la planificación, promoción, desarrollo, fortalecimiento y modernización de las agrupaciones.

La iniciativa busca la consolidación de los centros a través de una gestión asociada entre el Gobierno de la Ciudad, los comerciantes, los prestadores de servicios y sus organizaciones representativas, a fin de mejorar la competitividad de la pequeña y mediana empresa.

También pretende promover la inversión de los sectores privados, evitar la erradicación y cierre de pequeños negocios, incrementar los puestos de trabajo del sector, y estimular la oferta comercial y de servicios a los usuarios.

Los Centros Comercial a Cielo Abierto (CCCA) son las áreas en el que se localizan conjuntos de establecimientos comerciales y de servicios que compartan un mismo espacio público urbano delimitado por eje comercial, calle o avenida, y que desarrollen sus actividades económicas en una alianza estratégica de sus entidades representativas con la Ciudad y las Comunas.

En la Comuna 9 se pueden encontrar dos en Mataderos, ubicados en la Avenida Juan Bautista Alberdi y en Emilio Castro, y uno en Liniers, entre Ramón Falcón y Avenida Rivadavia.

“La figura central de este proyecto constituye una fórmula de colaboración entre los particulares y con el Estado, a fin de generar utilidades en ambas partes. Respecto de los particulares, ya que está destinada a presentar los emprendimientos como una oferta más atractiva para sus usuarios y respecto del Estado porque la mejora de la actividad comercial y de servicios redunda en beneficio de los habitantes. Esta categoría jurídica, con base asociativa, armoniza el interés privado con el público y constituye una de las formas más esenciales de la democracia”, manifiesta el documento.

El proyecto de ley propone la creación del Consejo para el Desarrollo de Centros Comerciales, que actuará como entidad asesora del Órgano de Aplicación. Dicho Órgano se encontrará facultado para disponer la creación de los CCCA, a los que se les exigirá la acreditación de una voluntad asociativa del 60%, como mínimo, de los establecimientos involucrados.

Además, plantea la utilización de un registro para las entidades, cuyos datos serán volcados en rubros y deberán ser permanentemente actualizados, y plantea, en el ámbito del Ministerio de Desarrollo, la creación de un Fondo para la Promoción, con el objeto de hacer factible la financiación de las medidas necesarias para llevarlo a cabo y su mantenimiento.

“Se deberá tener en cuenta que el apoyo económico tiene que ser distribuido, en forma equitativa, entre todos los Centros que se crearan dentro del territorio de la Ciudad. Tales criterios ameritan pensar en recursos suficientes que impida conflictos y evite la erosión del vínculo asociativo, energía vital del modelo”, afirma el proyecto.

Y agrega que “resulta necesario que el Gobierno de la Ciudad, conjuntamente con las asociaciones empresariales, generen políticas y acciones en forma mancomunada tendientes a crear o potenciar estos espacios urbanísticos, mediante inversiones en obras y servicios, brindando asistencias técnicas y capacitación, atrayendo inversiones privadas, para ventajas competitivas para los integrantes del espacio conjunto y un mejor y más amplio servicio para los consumidores”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.