Parque Avellaneda: por qué la Ciudad impide la fogata de San Pedro y San Pablo

Desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público sostienen que existe una ordenanza que prohíbe que se incendien objetos, se prendan hogueras en paseos, parques y jardines municipales de la Ciudad sin permiso.

La Dirección de Promoción Cultural del Ministerio de Cultura (que coordina el Programa Cultural en Barrios), informó el martes que el Ministerio no dio permiso para hacer la histórica pira de la Comuna 9, programada para el sábado 29, rechazando el expediente con el cual Promoción Cultural hizo el pedido.

El argumento del organismo estatal es la existencia de la Ordenanza N° 23.617, que data de 1968 y que prohíbe en todos los espacios públicos (como plazas y parques) la práctica del fútbol y otros deportes, la circulación y el estacionamiento de vehículos, las  instalaciones de campamento y el encendido de fuego.

AVISPADOS se comunicó con el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, cuyos funcionarios explicaron que para llevar adelante el festival es necesario un permiso para lo que se debe contar con la Clave Ciudad de AGIP, que debe ser adjuntada junto con otros datos en el sistema de Tramitación a Distancia, o personalmente en las oficinas de la Dirección General de Ordenamiento del Espacio Público (Avenida Martín García 364), de lunes a viernes de 10 a 13.

Sin embargo, desde la Mesa de Trabajo y Consenso (MTC) del Parque Avellaneda sostienen que “nunca tuvieron que pedir ningún permiso y si hubiese que tomar alguno, por alguna disposición, es el mismo Estado que lo tiene que hacer”.

“Está fogata es el centro de reunión que mayor cantidad de personas junta porque va toda la gente de las escuelas, las cooperadoras, los centros culturales. Querer parar este festival ancestral que se viene repitiendo desde hace 25 años en el parque me parece una barbaridad ética, estética y política”, denunció Héctor Albarellos, uno de los integrantes de la Mesa.

Desde la MTC aseguran, además, que no se está cumpliendo la ley 1153 que declara al Parque Avellaneda como una unidad ambiental y de gestión contenida en el espacio público, y que reconoce la organización social e institucional que se viene desarrollando en forma continua, mediante prácticas consolidadas de gestión asociada que promocionan la participación ciudadana.

La norma, en su Artículo 3°, explicita: “mantiénese la Mesa de Trabajo y Consenso como instancia de participación abierta y pública ad honorem para la planificación-gestión, monitoreo y orientación del Plan de Manejo”.

“Esta ley manifiesta que los vecinos y el Gobierno se juntan para decidir los destinos del parque, a la que el Estado en este momento no le está dando importancia y está negando que existe, porque evidentemente se están haciendo cosas que no pasan por ese núcleo que es la MTC”, expresó Albarellos.

 

De qué se trata la Fogata de San Pedro y San Pablo

 

También llamada de San Juan, es uno de los ritos ancestrales de mayor vigencia de nuestros días. Hace más de veinte años en Parque Avellaneda sostienen esta ceremonia a través del espectáculo Luz de Fuego, un encuentro lúdico dónde se quema al Fantoche de las Miserias, que simboliza todo lo no deseado.

El Fantoche de la Miseria va recorriendo el barrio, desde el ex Centro Clandestino de Detención Olimpo hasta el espacio verde. Los vecinos forman parte acompañando y agregándole papelitos con lo que quiera quemar, o sumando sus propios fantochitos.

Esta tradicional Fogata del Parque Avellaneda, es una producción conjunta de actores culturales, organizaciones barriales, el equipo del Complejo Cultural Chacra de los Remedios y agrupaciones de artistas de teatro callejero.

Leave a Reply

Your email address will not be published.