Denuncian que un jardín de Mataderos no tiene gas, cloacas, ni medidor de luz

La comunidad educativa junto con la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA) sostienen que el centro educativo fue inaugurado sin que las instalaciones estén terminadas.

El Jardín de Infantes Integral N°13 D.E. 20 (Monte 7420, Mataderos, Comuna 9) fue inaugurado en marzo por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la ministra de Educación e Innovación Soledad Acuña, como parte del plan del oficialismo de construcción de 54 nuevas escuelas. Sin embargo, docentes y padres manifiestan que si bien la fachada está terminada, la obra nunca finalizó.

“El jardín se abrió con luz de obra, sin gas y sin cloacas. Al día de hoy tiene luz pero no medidor, por lo que no sabemos de dónde proviene la luz. Las cloacas siguen sin funcionar al igual que el gas. A esto se le suma que el ascensor no funciona, teniendo que bajar a los niños de 3 años por escalera”, le comentó a AVISPADOS María José “Monona” Gutiérrez, secretaria de Educación Inicial del gremio UTE.

También afirmó que a pesar del pedido de informes presentado en la Legislatura y las alertas y notas elevadas por las autoridades del establecimiento al Ministerio, aún no recibieron ninguna respuesta por parte de los funcionarios.

Según la Ciudad, el nuevo jardín cuenta con una superficie de 2.500 metros cuadrados en 12 salas y forma parte de los 10 que se abrieron en el inicio del ciclo lectivo. Además afirman que 38 de las 54 escuelas del plan son totalmente nuevas, mientras que las 16 restantes se construyen en reemplazo de las existentes.

Pero para la dirigente de UTE la iniciativa de las nuevas escuelas es “una mentira” y que las inauguraciones que se realizaron en 2019 “no son colegios nuevos, sino traslados encubiertos”.

En el caso del Jardín n°13, Gutiérrez explicó que se trasladaron las salas del Jardín de Infantes Nucleado A (JIN A) que funcionaban en instituciones primarias del barrio Los Perales.

“Al Jardín de Infantes Integral 13 se trasladó una sala jornada completa de 5 del JIN A, que funcionaba en la Escuela Primaria 14, y cuatro salas de jornada simple: dos de 4 y dos de 5, que funcionaban en la Escuela Primaria 6. No es una institución totalmente nueva, sólo se crearon 5 salas”, argumentó.

Cuando se le consultó cómo calificaría a la educación en la Ciudad, la delegada fue categórica: “En emergencia, porque los edificios tienen problemas serios que no se resuelven, las vacantes no aumentan y por el contrario se impulsan medidas que llevan al cierre de escuelas como en el caso del Polo de las Artes, donde querían juntar al (Rogelio) Yrurtia y al Cerámica… y en la educación inicial está el caso de la Escuela Infantil del Hospital Ramos Mejía”.

Y agregó que “la situación es desesperante”, por el bajo presupuesto que se ve reflejado en lo edilicio principalmente.

“Muchísimos colegios están sin clases por ratas, por falta de gas, por filtraciones de agua, techos que se caen, vidrios que estallan… Hay plata para baldosas, veredas nuevas y bicis pero nuestros pibes no tienen clases porque el Estado solo muestra desidia, abandono y desinversión para lo más importante que tenemos que es el futuro”, denunció Gutiérrez.

Por último, la secretaria expuso su preocupación sobre cómo afectan los problemas edilicios en las instituciones de las zonas más carenciadas de la Ciudad. “Hay escuelas donde los niños comen quizás la única comida del día. Hay padres que perdieron el trabajo por no tener dónde dejar a sus hijos. Por eso somos unas convencidas que el lugar de nuestros pibes es la escuela, pero esto no se está pudiendo garantizar”, expresó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.