Hinchas de Chicago denuncian represión policial en el último partido

En el marco del partido contra Club Atlético Temperley, socios y fanático acusan que fueron víctimas de violencia por parte de la Policía en el ingreso al estadio.

El domingo pasado, en ocasión de jugarse el por la 18º fecha del torneo de Nacional B, la Policía de la Ciudad accionó contra los simpatizantes con gases, palazos y balas de goma, según contaron desde cuentas partidarias del Torito.

“Denunciamos el accionar cobarde y criminal de la Policía de la Ciudad y exigimos se esclarezca lo sucedido. Una vez más las fuerzas de seguridad actúan como fuerza de choque de vaya uno a saber qué intereses”, manifestaron desde Nueva Chicago Popular.

“Desde nuestro lugar, queremos repudiar enfáticamente el pésimo, desastroso y provocador accionar de la Policía de la Ciudad, quién debe proporcionar la seguridad en el evento deportivo. Al llegar a las zonas aledañas al Estadio Nueva Chicago vivimos el bochornoso comportamiento de la fuerza, sin más intención que provocar a la gente, porque siempre es más fácil decir ‘Los negros de Chicago…’”, sostuvieron desde Siempre a tu lado CANCH.

El hecho ocurrió 15 minutos antes de comenzar el partido. Varios hinchas resultaron heridos y otros pudieron alejarse a tiempo.

“Lamentable fui a ver un partido de fútbol y termine con los pibes llevando un amigo herido en el Santojanni, donde encontré más pibes lastimados con heridas por todos lados, esperando en la puerta a ser atendidos”, expresó Diego, uno de los fanáticos que concurrió al estadio.

Y agregó: “Nos mandaron móviles y motos como si fuéramos delincuentes. La verdad esta gente no está capacitada para brindar seguridad a nadie, una vergüenza. No se detuvieron dos segundos para ver q había chicos. ¿Cual era el delito tomar una coca y comer un chori antes de entrar? Espero que las autoridades tomen cartas en el asunto porque esto no puede volver a suceder”.

Por su parte, Gisela, otra de las simpatizantes, afirmó: “Yo estaba a punto de salir y en la esquina pasó todo esto. Había niños, familias yendo a la cancha, balas de goma, gases, un total desastre”.

“Ya es una mala costumbre lamentablemente que la policía busque lío cuando la gente entra a la cancha. Injustificable la represión”, concluyó Néstor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.