Clausuraron tres frigoríficos ilegales en Mataderos en marzo

Se trata de establecimientos sin habilitación y sin las mínimas condiciones de higiene, seguridad y de protección ambiental. Se decomisaron 6 mil kilos de carne, embutidos y fiambre en total.

Según informó la División Delitos contra la Salud y la Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad, las clausuras se produjeron el 14 de marzo en un establecimiento ubicado en Eugenio Garzón al 5900, el 20 del mismo mes en una instalación en Remedios al 5700 y la última se realizó ayer en Guardia Nacional al 1700.

En el más reciente se hallaron más de 3 mil kilos embutidos y fiambre en mal estado de conservación, preparados para ser distribuidos y comercializardos.

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) fue quien ordenó el allanamiento. El personal interviniente en el lugar del hecho determinó que los fiambres no estaban aptos para el consumo humano y que había intención de comercializarlos, lo que agravaba la situación de los responsables del depósito.

De inmediato se decomisó la mercadería y se procedió a la destrucción de la misma, se labraron actas contravencionales, junto con la clausura del depósito y se libraron las actuaciones correspondientes para esclarecer el hecho y determinar quiénes son los responsables.

Ocho días atrás, personal de la Policía de la Ciudad observó cómo desde un depósito en la calle Remedios al 5700 se procedían a descargar de un utilitario, diversos cortes de carne en varias bolsas.

Cuando les solicitaron identificación a los ocupantes, y se constató que el vehículo no poseía habilitación de carga, documentación de la procedencia de la mercadería, ni sistema de refrigeración, se promovió consulta con la UFEMA, la cual dispuso que inmediatamente se requiera la presencia de inspectores de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFYC), y de la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria (DGHySA), a fin de realizar una inspección del depósito.

Una vez en el lugar, se comprobó que funcionaba como frigorífico y no se encontraba habilitado. Fueron secuestrados 500 kilos de carne en mal estado. La unidad fiscal interventora ordenó el cierre del depósito y la destrucción de la totalidad de los cortes de carne.

La clausura del frigorífico de Eugenio Garzón al 5900 se llevó a cabo el día 14 cuando, al igual que con la instalación de la calle Remedios, policías de la Ciudad advirtieron que se cargaba carne en la caja de un Fiat Qubo rojo.

Al advertir las condiciones del establecimiento de donde salían, el personal policial detuvo la marcha de la camioneta y al solicitarle la documentación del vehículo constataron que carecía de permiso para el transporte, y muchos menos de sustancias alimenticias. Al procederse a la apertura de la carga se encontraron un aproximado de 600 kilogramos de carne sin sistema de refrigeración.

Una vez en el lugar, se comprobó que se trataba de un frigorífico no habilitado. La División de Delitos Contra la Salud y la Seguridad Personal explicó que la mercadería era almacenada sin la refrigeración adecuada y se encontraba contaminada con heces animales, por lo que fueron decomisados más de 2.500 kilos de carne.

Leave a Reply

Your email address will not be published.