Prohibieron las mutilaciones de animales con fines estéticos

Los legisladores porteños aprobaron a principios de diciembre pasado una norma que sanciona a dueños, particulares y profesionales que operen a sus mascotas para modificar su aspecto físico.

La ley rechaza las intervenciones quirúrgicas estéticas que implican mutilaciones y/o modificaciones de los animales con fines no relacionados a la prevención o curación de patologías.

Las prácticas alcanzadas son la caudectomía (corte de cola), cordectomía (extirpación parcial o total de una cuerda vocal), otectomía (corte de pabellones auriculares) y la oniquectomía (amputación quirúrgica de las falanges) realizada en gatos para que ya no tengan uñas.

Además, la norma prohíbe “todas las cirugías que no tengan como finalidad restablecer o preservar el estado de salud de los animales”, asegurando así que no surjan nuevos atajos que afecten a los animales.

Las cirugías que quedaron permitidas –aquellas que se realizan por cuestiones médicas- deberán ser ejecutadas por un Veterinario matriculado en la Ciudad.

Los dueños, particulares y profesionales que participen de alguna manera en el proceso ahora ilegal serán sancionados con multas, cuyos valores se establecerán según el grado de infracción.

“El bienestar animal nada tiene que ver con su apariencia”, argumentó el autor del proyecto, el diputado Sergio Abrevaya (GEN). En los fundamentos de su presentación resaltó “la creciente demanda” de la comunidad “con respecto a la necesidad del buen trato hacia los animales, entendiéndolos a estos, como seres sintientes que deben ser respetados y cuidados responsablemente”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.