Ronda de candidatos: Juan José Chaves (Frente de Todos)

Esta sección tiene como objetivo dar a conocer a los aspirantes a presidente de la Junta Comunal 9. El principal candidato de la oposición realizó un repaso por las diferentes problemáticas de la zona, tales como el Mercado de Hacienda y la falta de vacantes escolares.

Juan José “Caco” Chaves nació en el barrio Los Perales, al límite con la Comuna 8. Comenzó haciendo trabajo social dentro de los clubes. Fue presidente de un club y tesorero. Hace unos años se integró al Nuevo Espacio de Participación y ahí se metió de lleno en la política porque consideró que era necesario estar en “donde se definen las cosas”.

Actualmente trabaja como secretario general de un club, con el objetivo de ayudar a los niños de bajos recursos, a través de la actividad deportiva, para sacarlos de la calle. Esa es su base política y social para participar como candidato del Frente de Todos.

-¿Cuáles cree que son las principales problemáticas de la Comuna 9?

-Hay diferentes problemáticas. La comuna tiene tres barrios y, por ejemplo, el barrio Cildañez, en el límite con Lugano, es uno de los sectores más humildes. Ahí los problemas son muy diferentes a los de Liniers. Hay inundaciones, dificultad de acceso a la vivienda, a la educación y hasta la alimentación. Los chicos necesitan sí o sí que las escuelas, además de educarlos, los alimenten.

Mataderos es un lugar con otras características, pero donde también encontramos falta de vacantes, razón por la cual muchos chicos tienen que emigrar en la secundaria hacia otros barrios. Otro inconveniente es el mal estado de los basureros y las veredas.

Después tenemos el Mercado de Hacienda. Queremos que los vecinos participen en lo que se va a hacer con las 32 hectáreas. Venimos haciendo encuestas y trabajando fuertemente con eso, para que ahí se incluya una escuela secundaria, centros culturales y viviendas.

Con respecto a Liniers, es muy fuerte el tema de la inseguridad, la luminaria, la poda de árboles. Ahí también estamos tomando reclamos de los vecinos con respecto a semáforos en las esquinas.

Por su parte, Parque Avellaneda es un barrio diferente, con otra geografía, pero ahí también coincidimos en la falta de vacantes escolares, que es un común denominador en toda la comuna.

-¿Cómo evaluarían los últimos cuatro años en la comuna?

-Una de las cosas que nosotros vemos es la necesidad de descentralizar las comunas porque la realidad es que, más allá de que ya van dos períodos consecutivos que el oficialismo tiene la presidencia de la comuna y ellos manejan los destinos de los pocos recursos que tienen, creemos que los comuneros estamos muy limitados en las funciones.

Las comunas son muy nuevas, tienen ocho años, y la Constitución de la Ciudad nos otorga un montón más de facultades que las que realmente podemos llevar a la práctica hoy en día. Entonces, nuestro principal trabajo va a ser que se cumpla la Ley de Comunas para que realmente haya participación popular en las decisiones que se tomen, y que los vecinos sean los que, participando en los Consejos Consultivos, discutan y definan cuáles son las mejores obras para los barrios y dónde distribuir los recursos.

-¿Qué propuestas tiene para este próximo periodo de ser elegidos?

Principalmente el destino de los terrenos del Mercado de Hacienda, para que sean designados al uso de los vecinos, porque sabemos que es histórico, que nunca más el barrio de Mataderos ni la comuna van a tener esa cantidad de tierras disponibles.

Nosotros no vemos de mala manera el polo turístico que tiene pensado el Gobierno de la Ciudad, lo que sí pensamos es que dentro de ese polo tiene que haber trabajo genuino para la gente de la zona. También tiene que haber una escuela secundaria, por la falta de vacantes, y un jardín maternal de jornada extendida porque creo que estamos pasando una emergencia con respecto a la cantidad de madres solteras que no tienen donde dejar a sus hijos e hijas para poder salir a trabajar y traer un plato de comida a la casa.

Otra de las cosas que reclamamos es la Ley que acaba de votarse en la Legislatura, con la cual el Gobierno decidió vender el 35% de las tierras para financiar el Paseo del Bajo. Nos parece que es injusto que nosotros, un barrio tan humilde como Mataderos, tenga que vender parte de sus tierras para poder financiar una obra que absolutamente nada tiene que ver con nosotros. Es algo que tenemos que visibilizar porque muchos vecinos no lo saben

Por otro lado, somos uno de los pocos barrios de Capital Federal que no cuenta con centros culturales, y que el acceso a la cultura se le hace un difícil a los pibes. Venimos con una lucha histórica que es el Cine El Plata de la Avenida Alberdi y Larrazábal. Queremos que se cumpla la ley y que el cine vuelva al barrio con todas las luces para que los vecinos puedan disfrutarlo.

Estamos trabajando fuertemente para que la seguridad en el barrio sea algo completo con respecto a la iluminación, el tema de las veredas, de la prevención desde las escuelas, para entender la problemática como algo integral, de lo que todos tenemos que ser parte para sentirnos más cuidados entre todos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.