Mataderos: denuncian una “escuela fantasma”

Legisladores por Unidad Ciudadana realizaron un video donde muestran que donde debía haber una escuela, hay un terreno baldío. AVISPADOS dialogó con Mariano Recalde, quien expresó su preocupación por la actualidad de la educación pública.

En Basualdo 1753,  entre Avenida General Eugenio Garzón y San Pedro (Comuna 9) debía haber una escuela que comenzaría sus clases en 2019, pero aún un baldío lleno de escombros. Los legisladores Mariano Recalde y Lorena Pokoik lo denominaron “escuela fantasma”.

“Encontramos casi una decena de escuelas fantasma en nuestras recorridas, particularmente en el sur de la Ciudad. Y estamos convencidos que hay muchas más. Estos casos son un exponente claro de las promesas incumplidas y las constantes mentiras de (el jefe de Gobierno) Horacio Rodríguez Larreta, así como del desprecio de este Gobierno por la educación pública”, le manifestó a AVISPADOS el jefe del bloque opositor.

-¿En qué condiciones encontraron el terreno de Mataderos donde debía estar la escuela?

-En Basualdo 1753 había una cooperativa de trabajo. Desde que dejó de funcionar, el Gobierno prometió construir una escuela en ese terreno. Según los plazos que anunciaron, tenía que estar terminada y lista para funcionar en el ciclo lectivo que comenzó hace unos días.

Sin embargo, encontramos un galpón abandonado que ni siquiera tiene un cartel de obra. El Jefe de Gobierno la cuenta como una de las 54 escuelas que van a estar terminadas para el final de su mandato pero ni siquiera empezaron las obras.

-Y esto se suma a la falta de vacantes, la caída del salario docente y las malas condiciones de los edificios, ¿no? ¿Consideraría la situación como una emergencia educacional?

-Claramente. En la Ciudad tenemos más de 23.000 niñxs sin vacante en el sistema educativo. Que Larreta no construya las escuelas que prometió y las anuncie como terminadas es la clara muestra de que no piensa darle respuesta a estas miles de familias que quedaron afuera.

Por otro lado, las escuelas que sí existen y están funcionando tienen gravísimos problemas edilicios que hace que los chicos tengan clases de forma absolutamente insegura. Ayer, por ejemplo, nos enteramos del caso de una escuela en Almagro que tuvo que suspender las clases por una invasión de ratas.

Los docentes, por su parte, trabajan en estos contextos con un salario devaluado: la mayoría está por debajo de la línea de la pobreza. Que los trabajadores y trabajadoras que tienen en sus manos el futuro de miles de chicos estén viviendo esta situación es otro golpe a la educación pública.

-¿Cree que es una problemática particular del nivel inicial y primario o que se extiende a otros niveles?

Y… también avanzaron en el terciario: el año pasado aprobaron la creación de la UniCABA, que representa una muerte lenta para los 29 profesorados de la Ciudad, reconocidos por su historia, su prestigio y su pluralismo. Hay que resaltar que en todo el debate legislativo el gobierno no logró que un solo especialista en materia educativa pueda justificar este desguazamiento. La decisión la tomaron de espaldas a la comunidad y esta es una posición constante. Ahora, por ejemplo, están intentando trasladar la Escuela de Cerámica N°1 de Almagro a 7 kilómetros de donde están hoy, en lugar de hacer las obras de ampliación que les demandan los directivos, docentes y estudiantes desde hace años. La Justicia decidió frenar este atropello.

 

Por otro lado, está la intención del Gobierno de cerrar establecimientos educativos. Lo quisieron hacer con las escuelas nocturnas y por el amplio repudio de la sociedad tuvieron que dar marcha atrás. También cerraron el lactario del hospital Ramos Mejía, prometiendo que lo iban a trasladar a otro espacio que ni siquiera está en construcción. En este caso fue la Justicia la que los obligó a reabrirlo.

En resumen, no construyen las escuelas que prometieron, no invierten en las que ya existen y hasta intentan cerrarlas. No hay dudas que hay una emergencia educativa en la Ciudad de Buenos Aires y que para este Gobierno la educación pública, lejos de ser una prioridad, es otra variable de ajuste.

Leave a Reply

Your email address will not be published.