Seis monumentos públicos de la Ciudad apagaron ayer su iluminación en el marco de la iniciativa internacional “La hora del planeta” que alerta sobre el cambio climático.

La Floralis Genérica, el Monumento a los Españoles, el Monumento a San Martín, el Obelisco, el Planetario y el Puente de la Mujer fueron los seis monumentos porteños que apagaron las luces ayer entre las 20.30 y las 21.30.

La hora del planeta es una iniciativa de la organización ambientalista World Wide Fund for Nature (WWF) que se realiza desde hace 10 años. Su objetivo es llamar la atención de la población sobre las consecuencias del cambio climático. Para hacerlo, invita a los vecinos a apagar las luces de sus viviendas durante una hora.

Por su parte, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño instaló por la tarde un jardín vertical a los pies del Obelisco con forma de “BA”, iniciales de la Ciudad y el sello del PRO desde que está en el Gobierno.

El proyecto verde mide 3,30 metros de ancho por 6,50 de alto y ocupa una superficie de 189,3 m2. Unas 6300 plantas de 23 especies distintas son las encargadas de pintar de verde las letras “BA”.

La obra fue realizada por GWall, una firma líder en Jardines Verticales y Terrazas Verdes. Para sostener el espíritu verde que pretende mostrar el Gobierno, el monumento será iluminado con artefactos LED conectados mediante paneles solares. Podrá visitarse hasta septiembre, cuando será desmontado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.