Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño, se reunió esta mañana con los vecinos de Mataderos en el Club Lamadrid.

Por Gisela Criscuoli

Pasadas las 9, Larreta se hizo presente en el club de la calle Carhué al 2000 y entabló un diálogo con los vecinos de la zona en el que recibió sus reclamos.

Entre las necesidades principales del barrio de la Comuna 9, se nombraron la inseguridad, la educación y la salud. “Necesitamos que miren más para el lado de Mataderos”, protestó un vecino y los presentes se hicieron eco con aplauso.

Quienes se acercaron a la reunión también incluyeron temas como los cortes de luz, las picadas ilegales en los alrededores de las plazas de Barrio Naón, los trapitos, la tracción a sangre y el mantenimiento de los espacios públicos.

Sin embargo, una de las protestas que sonó más fuerte fue acerca del hospital Santojanni. Los vecinos se quejaron de que para atenderse allí no se brindan turnos a través del 147, que sólo dan tres por día y que dicha institución cuenta con un sólo oftalmólogo. A su vez, también hicieron hincapié en el hecho de que muchas de las personas que acuden a ese hospital provienen de la Provincia de Buenos Aires.

Rodríguez Larreta reconoció los problemas que tiene la Ciudad en materia de salud y aseguró que “los hospitales que más inconvenientes tienen son los que están cerca de la avenida General Paz”. Sin embargo, sostuvo que no se le puede negar la atención a ningún ciudadano y que, por eso, se está evaluando ampliar la atención en los centros de salud. “Queremos que haya uno a 15 cuadras de la casa de cada vecino y que los hospitales sean sólo para casos de alta complejidad”, agregó.

En materia de seguridad, “no hay soluciones mágicas”, según excusó el mandatario, pero afirmó que están trabajando en el tema. “Logramos el traspaso de la Federal a la Ciudad e intentaremos sumarla a otras fuerzas”, comentó. “Tenemos un Gobierno con el que se puede conversar”, agregó en referencia a la presidencia encabezada por Mauricio Macri.

Larreta se comprometió a mejorar el estado edilicio de las comisarías y a sacar más policías a la calle. Además, dejó en claro que la prioridad del actual Gobierno es la seguridad y que por ello no utilizan a los agentes de la policía para el control del tránsito.

En cuanto a los cortes de  luz, el mandatario sostuvo que se debe a una desinversión que se ha llevado a cabo durante gobiernos anteriores y reconoció que, junto con Caballito y Liniers, Mataderos es uno de los barrios más afectados.

“No podemos poner un control en cada esquina. Tenemos que concientizar a la gente de que el espacio público es de todos”, declaró. No obstante, sostuvo que en los últimos tiempos, pese al vandalismo, los ciudadanos comenzaron a respetar más las obras en espacios públicos. “No nos van a ganar los vándalos”, sentenció.

Sobre la educación, Larreta aseguró que “no es cierto que el Gobierno subvencione a la educación privada en detrimento de la pública”. Afirmó que, si bien la escolaridad privada también es importante, en Capital han aumentado mayormente las matrículas públicas.

“Es el único distrito que en 6 años empezó el año escolar sin un solo paro”, dijo y aseveró que “los sueldos de los docentes en la ciudad están por encima de los sueldos en Provincia”. En la misma línea, contó que en su mandato se encargan de controlar que cada chico que terminó la escuela primaria comience sus estudios secundarios y así poder sacar a los jóvenes de la calle y alejarlos de la delincuencia. “La Ciudad tiene el nivel de deserción más bajo del país”, confirmó.

 

 

 

En cuanto al transporte público, el jefe de Gobierno se comprometió con los vecinos a comenzar las tareas de soterramiento del tren Sarmiento. “Una vez terminada la obra de paso a nivel es una maravilla para la Ciudad”, comentó y afirmó que es necesario quitar todas las barreras porque “son un peligro”.

En la reunión también estuvo presente el legislador del PRO Juan Pablo Arenaza, la presidenta de la Comuna 9, Analía Palacios (PRO), y los juntistas Stella Maris Martellota (PRO) y Roberto Braccini (ECO). Los titulares de la Comuna se mostraron comprometidos a trabajar en los reclamos de los vecinos para lograr mejoras en el barrio.

 

 

Para el jefe de Gobierno, la reunión con los vecinos de Mataderos “estuvo muy bien”. En diálogo con AVISPADOS, Horacio Rodríguez Larreta demostró ser conciente que uno de los temas que más le preocupan a los habitantes de la zona es la inseguridad.

“Podemos trabajar mejor ahora que tenemos la Policía y vamos a coordinar con la Metropolitana”, prometió.

El comunero por ECO, Roberto Braccini calificó de “positivo” el hecho de que el mandatario de la Ciudad concurriera a la comuna para tener “una visión de primera mano” de los problemas de la gente.

“Estar encerrado en la oficina no te hace conocer la realidad de cada barrio”, sostuvo ante este medio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.