Familiares y amigos de los 8 bomberos y 2 rescatistas muertos en el incendio del galpón de la empresa Iron Mountain conmemoraron hoy a sus víctimas al cumplirse dos años del hecho.

El acto realizado en Azara 1245, en Barracas, frente a lo que queda del edificio incendiado, comenzó a las 8.45. El momento más emotivo se vivió media hora después, ya que a las 9.15 del 5 de febrero de 2014 se derrumbó la pared que dejó sin vida a los bomberos y guardias de Defensa Civil.

Los llamados “héroes de Barracas” fueron recordados con un respetuoso aplauso mientras ex compañeros de las víctimas de la Policía Federal y del cuartel de Vuelta de Rocha hicieron sonar las sirenas de sus autobombas a modo de homenaje.

El encuentro reavivó el pedido de Justicia ya que, después de dos años, la causa no tiene imputados a pesar de que dos pericias ratificaron que el incendio había sido intencional. Según se supo, una vez que la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) finalice su peritaje, se avanzaría con los señalamientos.

En la actualidad, la causa está en etapa de instrucción en la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción nº 37 a cargo de Romina Monteleone con la carátula de “estrago doloso seguido de muerte”.

Por otro lado, el juez federal Sergio Torres tiene en sus manos otra causa relacionada en la que se investiga lavado de dinero tras una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

“Nosotras lucharemos hasta que haya justicia porque esto no fue un accidente. Mi hermano murió porque alguien prendió un fuego intencional en el lugar que funcionaba mal habilitado por un sistema corrupto”, le dijo a Télam Sandra Barícola, hermana de Pedro, uno de los dos rescatistas de Defensa Civil que murieron en el incendio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.