La Legislatura porteña aprobó esta tarde el convenio firmado entre la Nación y la Ciudad por el cual se traspasa la parte de la Policía Federal que ya cumple funciones en el distrito.

Los diputados reunidos en sesión extraordinaria dieron el visto bueno al acuerdo por 39 votos a favor, 3 en contra y 11 abstenciones. Además, aceptaron mediante otra votación realizar las ampliaciones presupuestarias y reasignaciones necesarias para el traspaso.

De esta manera, una vez que termine el período de transición iniciado, el oficialismo habrá logrado dotar al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta de un cuerpo policial que le responderá plenamente, tal como fue el deseo del PRO desde que asumió en la Ciudad en 2007.

Aunque acompañó en la votación, el bloque ECO pidió que se conforme un cuerpo de seguimiento que controle el traspaso. “Debe surgir de la comisión de Seguridad y debe estar integrada por los tres vicepresidentes de la Legislatura”, sugirió el titular del bloque Roy Cortina.

Pese al reclamo del Frente para la Victoria formulado en la voz del diputado Gabriel Fuks, no fue aclarado para qué se necesitarían ampliaciones presupuestarias para sostener el traspaso ya que hasta ahora se había sostenido que el costo para la Ciudad iba a ser cero.

 

Caliente debate con final predecible

 

Pasadas las 13 y ante el llamado del presidente de la Legislatura y vicejefe de Gobierno Diego Santilli, los integrantes del cuerpo ocuparon sus bancas para tratar el convenio que el 5 de enero firmaron el presidente Mauricio Macri y Rodríguez Larreta.

Con la presencia en el recinto de familiares de víctimas del gatillo fácil y violencia policial, los diputados de los diversos bloques expusieron sus puntos de vista sobre la norma que más tarde aprobaron.

El primero en dejar clara su postura fue el legislador de Autodeterminación y Libertad Fernando Vilardo. “Es un engaño afirmar que estamos ante un momento histórico. La violencia social no se disminuye con un traspaso”, sostuvo enérgicamente. Después de repasar algunas de las causas en las que intervinieron las policías Federal y Metropolitana, señaló: “Este proyecto alimenta el discurso represivo”.

El legislador del Frente de Izquierda (FIT) Marcelo Ramal coincidió con la mirada de Vilardo y mostró su negativa de aprobar un “paquete explosivo y cerrado que ni siquiera se revisa”. “Desde 1983, 484 casos de gatillo fácil corresponden a la Federal”, aportó.

“Es un traje hecho a medida de la Federal”, opinó Patricio del Corro, integrante del FIT. Luego, reveló que presentarán dos pedidos de informes sobre la función que cumplieron algunos policías en la última dictadura militar y los antecedentes de los efectivos exonerados de otras fuerzas que hoy trabajan en la Metropolitana.

A su turno, los miembros de ECO hicieron hincapié en la necesidad de cumplir con la Constitución porteña. “Es una oportunidad para una autonomía plena”, valoró Cortina. Sin embargo, el legislador pidió no continuar con los vicios que arrastra la fuerza de seguridad: “Queremos hacer la transferencia con todos los derechos”.

Su compañero de interbloque y titular de Suma + Hernán Rossi pidió que la formación de los efectivos quede en manos de la Ciudad, aprovechando los recursos ya invertidos en la materia para educar a los metropolitanos.

El Frente para la Victoria, representado por Carlos Tomada, valoró que se convocara la sesión extraordinaria para tratar el tema, pero anticipó su abstención porque era necesaria “una discusión más amplia y profunda”. “No podemos firmarle (al Gobierno) un cheque en blanco, es inoportuno”, consideró Tomada.

El bloque PRO fue el último en brindar el discurso. Cuando comenzó a hablar Juan Pablo Arenaza, la sesión fue interrumpida por dos mujeres que gritaron el nombre de Ezequiel Demonty, muerto tras ser torturado y arrojado al Riachuelo por la Federal en 2002.

Sobre el final, el presidente de la comisión de Seguridad y miembro del PRO Daniel Presti confesó que había estado a punto de responder las acusaciones de “la oposición”, pero había preferido “mirar para adelante y tomar muchas de las propuestas”. “Hoy se trata de aprobar el convenio”, recordó. Minutos más tarde, sus palabras se hacieron realidad.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.