Presentan un nuevo proyecto de obras para el predio bajo la Autopista Perito Moreno

Legisladores de Juntos por el Cambio llevaron a la legislatura porteña un proyecto de ley para la construcción y desarrollo de comercios, bares, restaurantes, oficinas y comercios en los “bajo autopista”.

La iniciativa contempla concesionar el uso y explotación de 75 lotes que se encuentran ubicados por debajo de las Autopistas Perito Moreno -que cruza la Comuna 9- y Presidente Arturo Frondizi, a un plazo de 30 años. El proyecto es impulsado por los diputados Diego García de García Vilas, Maximiliano Ferraro y Daniel Presti. 

La Autopista Perito Moreno comienza en la Avenida General Paz como continuación del Acceso Oeste y termina en la AU 25 de Mayo. Recorre los barrios Versalles, Villa Luro y Parque Avellaneda. 

Por su parte, la AU Presidente Arturo Frondizi parte de la Avenida San Juan y 9 de Julio, atraviesa Constitución y hasta el Puente Pueyrredón.

El objetivo del proyecto es la integración del tejido social de la Ciudad, “a fin de generar un espacio de cohesión social, desarrollo comercial y servicios públicos”. 

El texto sostiene que el acondicionamiento de los predios debe generar el desarrollo de actividades comerciales, culturales y deportivas que aseguren el flujo de usuarios peatonales en los cruces con calles y avenidas en sentido transversal a la autopista, jerarquizando dichos espacios para vincular e integrar la traza urbana en sentido este-oeste.

También determina que la concesión debe ponderar la ejecución de espacios verdes de acceso público y de la práctica de agricultura urbana en los predios, así como de talleres y programas vinculados a la difusión y promoción de buenas prácticas, tales como el reciclaje de residuos, el riego eficiente y el aprovechamiento de agua pluvial.  

La restitución de los predios concesionados por el cumplimiento del plazo de cada concesión o por los incumplimientos que den motivo a la resolución del contrato, deben incluir la devolución de las construcciones en el mismo estado de conservación, más las eventuales mejoras y construcciones que se hubieren realizado sin otorgar derecho alguno o reclamo por compensación.

“Desde el inicio de la construcción de estas autopistas en la década del ´80 hasta la actualidad no hubo un proyecto para integrarlas a la traza urbana generando una barrera que afecta la transitabilidad. Hoy, los espacios ubicados bajo estas autopistas se encuentran en condiciones precarias, mayormente en desuso, sin mantenimiento, limpieza y vigilancia, convirtiéndose en una barrera urbana que impide el desarrollo de actividades de interés para los vecinos”, explica el texto.

Y continúa: “A partir de las concesiones de dichos predios se busca revalorizarlos e integrarlos al paisaje urbano con el fin de mejorar la circulación -tanto peatonal como vehicular-, favorecer la instalación de centros culturales, locales comerciales, talleres y oficinas,  conforme a los usos permitidos por el Código de Planeamiento Urbano para los bajo autopista”.

El documento establece que aquellos predios que se otorguen en concesión por un plazo mayor a cinco años no podrán destinarse a playas de estacionamiento, garaje de líneas de transporte público o depósitos como uso principal.

Las áreas destinadas a esos fines deberán ubicarse en el centro de los predios que se encuentran debajo de la autopista. Además, deberán estar contenidas por usos comerciales, de equipamiento u otros que garanticen actividad y flujo constante de usuarios. 

Los legisladores afirman que a través del proyecto buscan mejorar la calidad de vida de los vecinos, proporcionándoles más espacios seguros, transitables y de utilidad cotidiana.

Leave a Reply

Your email address will not be published.