Cada vez cuesta más alquilar en la Ciudad

Según un informe de la Defensoría del Pueblo, en agosto el precio promedio para alquilar aumentó el 2% en comparación con el mes pasado. Un monoambiente sale más de $12 mil, un dos ambientes, $15 mil y un tres ambientes, $20 mil.

La organización, a través de su Programa de Atención a Inquilinos, relevó más de 300 avisos de las páginas inmobiliarias más consultadas. En cuanto a la oferta que presentan las webs, el 68% de la oferta en monoambientes está concentrada en el segmento de $9 mil a $15 mil. El 64% de la oferta de los departamentos de dos ambientes está entre $10 mil y $16 mil. Y el 49% de la oferta de los tres ambientes se encuentra entre $15 mil y $21 mil.

Por otro lado, durante agosto se consolidó una tendencia iniciada algunos meses atrás: los aumentos semestrales que se fijan por contrato ya no son del 15% sino, en promedio, del 18%. Esto significa que un año y medio después de haber firmado el contrato, el inquilino pagará 64% más que al principio.

Si en agosto de 2019 se firma un contrato de un monoambiente a $12.745, el 1° de febrero de 2020, el inquilino pagará $15.039, el 1° de agosto de 2020 pagará $17.746 y el 1° de febrero de 2021 pagará $20.940.

AVISPADOS dialogó con Fernando Muñoz, director del programa de la Defensoría, sobre cómo afectan los aumentos a las clases bajas y medias.

Muñoz explicó que quien alquile por primera vez se encontrará con un mercado inmobiliario agresivo, que fija condiciones restrictivas, tales como recibos de sueldo que tripliquen el valor del alquiler, propiedad de algún familiar que lo respalde y, en muchos casos, seguro de caución en financiera. De no cumplir con los requisitos, los alquileres temporarios que se ofrecen son más caros o sin garantía.

“Para el que alquila hace tiempo… Lamentablemente en nuestro país los contratos de alquiler son muy cortos-de 24 meses-, lo que nos condiciona mucho, dado que no hay regulación, ni opinión estatal, sobre un negocio vinculado a uno de los derechos elementales, vivir bajo un techo digno. Además de los aumentos semestrales, los que tenemos que renovar vamos a escuchar pacientemente la propuesta que nos haga la inmobiliaria o el propietario y tendremos que decidir si nos quedamos o no en esa vivienda”, afirmó.

En relación a las expensas, el promedio para departamentos de un ambiente es de $3 mil, para dos ambientes, $4 mil y para tres ambientes, $5 mil. “Necesitamos una ley de expensas justas. Nunca los inquilinos pagaron tantos gastos extraordinarios como lo están haciendo actualmente”, expresó Muñoz.

Los habitantes de los barrios de zona sur de la Ciudad, como son los de la Comuna 9, son los más afectados ya que aunque las viviendas son más baratas (porque la zona tiene menos infraestructura pública), el mercado construye en donde el Estado le garantiza mejor rentabilidad.

Entonces, el 80% de la oferta de avisos para alquilar vivienda, se encuentra en el norte y centro de la Ciudad, lo que resulta en que las personas que residan en zona sur tengan menos oportunidades para elegir, según explicó el director del programa.

Muñoz aseguró que lo primero que debe hacer el Gobierno en materia de alquileres para paliar la suba de costos es hacer cumplir las leyes vigentes: deducción en Ganancias, cumplimiento de las resoluciones de AFIP sobre entrega de factura legal, obligatoriedad de las inmobiliarias de publicar la ley de comisiones y la ley de accesibilidad para personas con discapacidades y el cumplimiento de la ley de registro de alquileres temporarios.

“El desorden favorece al que vive de rentas y perjudica al que trabaja para pagar el alquiler”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.