Mataderos festeja su 130º aniversario

Hoy el barrio de la Comuna 9 festeja un nuevo cumpleaños. La Feria de las Artesanías y Tradiciones Populares Argentinas propone actividades para disfrutar el domingo.

El cumpleaños se celebra en alusión al 14 de abril de 1889, cuando comenzó la construcción de lo que serían los nuevos mataderos de Buenos Aires. La idea de por entonces era reemplazar a los corrales viejos instalados en el actual barrio de Parque Patricios.

Hoy, en torno al Monumento ecuestre El Gaucho Resero, se realizarán diversas actividades para festejar los 130 años del barrio. En el escenario de la Feria se podrá disfrutar de bandas en vivo y del reconocido paseo de artesanos con productos y comidas regionales.

De 11 a 19, por el escenario pasarán: Los Ammán, Marcos Vargas, Franco Orozco, Carlitos Mamami y Franco Paredes, Marina Vargas, Las Voces de Siempre, Sombra l’ Toro, Segunda Luna Dúo, Compañía Achalay y el Grupo de Danzas Folklóricas Inti Raymi. También se podrá disfrutar de talleres gratuitos de guitarra y telar, entre otros.

Por otro lado, el martes 16 a las 16:30 en la Biblioteca “Esteban Echeverría” de la Legislatura de la Ciudad (Perú 160, Monserrat) se llevará a cabo una tertulia histórica y cultural con canto y danza.

El evento es promocionado por la Asociación Civil Foro de la Memoria de Mataderos, una Institución dedicada a dar a conocer, conservar y proteger el Patrimonio histórico- Cultural mataderense, a través de acciones conjuntas con los organismos porteños, vecinos, artistas, Federaciones Gauchas e Instituciones del barrio.

 

Un poco de historia (Archivo Avispados)

Ubicado al sudoeste de la Ciudad de Buenos Aires, Mataderos es parte de la Comuna 9, junto a Liniers y Parque Avellaneda. Su perímetro lo completan las avenidas Eva Perón, Emilio Castro, General Paz y la calle Escalada.

En los primeros tiempos, la zona recibió el nombre de Nueva Chicago, en línea directa con la ciudad norteamericana hermanada con la industria de la carne. Sin embargo, pronto ganó la denominación popular, Mataderos, y Chicago quedó reservado al club verdinegro.

La zona era periférica, tan lejana que ni siquiera los trabajadores de Parque Patricios estaban de acuerdo con trasladarse por tanto tiempo y luego cumplir una ajetreada jornada laboral.

Así fue como a principios del siglo XX, Mataderos fue un terreno atractivo a donde instalarse para inmigrantes y pobladores de diversas provincias que se acercaban al centro urbano atraídos por la demanda de mano de obra.

El barrio iba creciendo alrededor del Mercado y los frigoríficos, cuya tecnología innovadora venía a sustituir a los saladeros usados en la antigüedad.

En la actualidad, el barrio ya no forma parte del campo y está integrado totalmente al ejido urbano. No obstante, sus tradiciones se conservan, especialmente de la mano de los vecinos más antiguos, muchos de ellos testigos de la transformación.

El proyecto de traslado del Mercado de Hacienda (donde sólo se hace recuento de animales y ya no hay faenado) a un predio de la provincia de Buenos Aires está próximo a hacerse realidad. Si bien significaría la pérdida de un emblema local, espacios como la Feria de Mataderos, el resero y el proyecto de Museo de la Carne sostendrán para siempre la tradición barrial.

Leave a Reply

Your email address will not be published.