Por Gabriel Solano, legislador por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

Desde 2014, la crisis con las vacantes en la escuela pública de la ciudad se repite año tras año. Esta situación ha puesto de manifiesto la falta de establecimientos educativos de diversos niveles.

La política que ha impulsado el Gobierno, que a través de la inscripción “on line” ha sustraído las vacantes del control de la comunidad educativa para de ese modo avanzar en una política de superpoblación de unos cursos y cierres de otros, ha provocado un corrimiento de matrícula de la escuela pública a la privada.

En contraposición a esto, desde el Bloque del Frente de Izquierda, hemos presentado un proyecto de ley sobre creación de escuelas a fin de garantizar el acceso a la escuela pública. La base del proyecto se basa en las necesidades que fueron recogidas de un informe realizado por el sindicato docente Ademys, que da cuenta de la urgencia de construcción de escuelas y jardines en los distritos donde se concentra la mayor faltante de vacantes y donde los niños que asisten a clase lo hacen en condiciones precarias.  Esta situación afecta directamente al proceso de enseñanza-aprendizaje: aulas superpobladas, con hasta 45 niños por salón, y escuelas en situaciones edilicias deplorables.

La ausencia de vacantes y el derrumbe edilicio es la expresión de la falta de construcción de escuelas y jardines y el resultado del vaciamiento presupuestario. El presupuesto previsto para el nivel inicial, por ejemplo, sufre para el año 2018 una reducción de casi un 20%: un verdadero ajuste.

Los docentes, quienes continúan luchando por romper el techo paritario de miseria que el gobierno les quiere imponer, y que esta semana irán nuevamente al paro, son otro ejemplo del ajuste que está viviendo la educación pública y un eslabón fundamental en este proyecto.

La Comuna 9 se encuentra entre las comunas incluidas en el proyecto que contaba. Al momento de realizarse el informe (marzo 2016) tenía alrededor de 200 niños sin vacantes en el nivel primario del listado complementario 2015, a lo que se debe sumar los inscriptos en marzo (alrededor de 30 se presentaron cada día).

Existe faltante de vacantes en los tres niveles, inicial, primario y medio, en los barrios Samoré, Copelo, Nágera, Cildañez y de la Villa 15 (“Ciudad Oculta”), correspondientes a las Comunas 8 y 9. La matrícula en el nivel primario ha crecido en 400 alumnos sin que, sin embargo, se hayan construido nuevas escuelas.

El proyecto que presentamos, que es parte de un conjunto de propuestas para defender la escuela pública, es sólo una herramienta que no reemplaza la necesidad de que familias y docentes nos movilicemos y pongamos en pie un plan de lucha en defensa del derecho a la educación para oponernos a los planes de ajuste del Gobierno y exigiendo un plan integral de construcción de escuelas y jardines y mayor presupuesto para educación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.