Vecinos de la Comuna 3 insistieron ayer con la presentación de un proyecto para declarar de utilidad pública y sujeta a expropiación una manzana de Balvanera para convertirla en espacio verde.

La agrupación barrial Manzana 66 Verde y Pública reingresó a la Legislatura una iniciativa propia para que el terreno delimitado por las avenidas Jujuy y Belgrano y las calles Catamarca y Moreno sea utilizado como parque, polideportivo, conservatorio, jardín de infantes y centro de jubilados.

La polémica por esta manzana comenzó en 2011, cuando luego de un vallado perimetral se procedió a la demolición de todos los edificios que se alzaban en ella. Así, los habitantes de la zona se enteraron del proyecto para construir un microestadio que, al ser duramente rechazado, le dio paso a la apertura de un complejo de canchas de fútbol.

Enseguida surgió la idea de transformar el predio en un espacio público, y para lograrlo, la Red de Vecinos Manzana 66 Verde y Pública redactó un proyecto de ley que elevó a los diputados en 2014.

A pesar de contar por entonces con 25 adhesiones, la moción no fue tratada y perdió este año estado parlamentario, lo que dio lugar a la segunda presentación. “En la confianza de que la voz de los vecinos será escuchada, le pedimos gire el proyecto a las Comisiones de la Legislatura que corresponda”, dice la nota dirigida al vicejefe de Gobierno Diego Santilli y que firma la Red.

El expediente puesto ayer a consideración de los legisladores pide declarar de utilidad pública y sujeta a expropiación a la Manzana 66 para recategorizarla como Urbanización Parque.

“Seguimos encontrándonos con una manzana vacía, una manzana en la que no hay que reubicar vecinos, un baldío que nos permite proyectar en favor del bien común”, argumentaron los vecinos de Balvanera, un barrio en el que se calculan “sólo 0,4 m2 de verde por habitante”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.