El titular del monobloque del Frente de Izquierda y de los Trabajadores Marcelo Ramal repasó junto a AVISPADOS cuál será este año su agenda en la Legislatura.

“Vamos a darle una gran prioridad a los proyectos que tienen que ver con la salud y el hospital público”, respondió Ramal enseguida.

-¿Cuáles serán sus ejes de trabajo este año?

-Vamos a ir con mucha energía por el proyecto para que el régimen laboral en la enfermería se establezca en 6 horas con un salario que cubra la canasta familiar.

Vamos a intervenir en lo que ocurre laboralmente con residentes y concurrentes, donde hay una gran explotación y discriminación al interior del hospital. Y presentaremos un proyecto que queremos que sea una palanca de movilización para todos los jóvenes médicos de los hospitales.

En el plano de la educación, tenemos un proyecto para la construcción de escuelas: 33 en el sur de la Ciudad que, según algunos sindicatos docentes como Ademys, permitiría que se cubriera la vacante hoy inexistente de alumnos en la escuela inicial, primaria y media, en todo el cordón sur y sudoeste de la Ciudad.

Tenemos problemas gravísimos en vivienda porque toda la escala social de la Ciudad se ve sacudida por el problema habitacional. La relación entre el salario y el valor del metro cuadrado es la más desfavorable de su historia.

Es necesario un planteo que grave a la vivienda ociosa, que coloque en debate las cuestiones de salario y crédito, en una Ciudad donde los recursos del Banco Ciudad tienden a la deuda pública y diversas especulaciones, pero solo en una proporción mínima a la vivienda popular.

Y desde luego la cuestión de la urbanización de villas que bajo ningún punto de vista puede ser simplemente un loteo de terrenos que apunte a consolidar un cuadro de desigualdad social que hoy existe en las villas, con un 40 por ciento de la población que alquila al interior de la propia villa.

Es necesario hacer la urbanización y la integración de las villas al tejido urbano con servicios públicos necesarios y donde todos los vecinos pero particularmente los que hoy alquilan (la fracción más golpeada), tenga derecho al terreno y a la vivienda.

Leave a Reply

Your email address will not be published.