El handball de Vélez hizo historia

El handball masculino del club de Liniers está viviendo el mejor momento en sus 15 años de historia, dado que la Primera consiguió a principios de mes el ascenso a la Liga de Honor del torneo metropolitano por primera vez y con fechas por disputarse. El año pasado estuvo muy cerca de poder conseguirlo, pero perdió en el último partido del torneo.

En exclusiva, AVISPADOS entrevistó al entrenador del equipo Fernando Iglesias quien comentó cómo fue el desarrollo del equipo, el camino a esa instancia decisiva y lo que significa para el club y la disciplina dicho mérito.

Los chicos comenzaron el camino hacia el ascenso de menor a mayor, primero arrancaron con el torneo apertura en el que su desempeño estuvo con altibajos dado que habían cambiado al entrenador y se estaban acoplando a las nuevas ideas que les transmitían. Iglesias explicó cuáles eran los puntos a corregir en el plantel: “Teníamos que mejorar mucho el aspecto defensivo que nos costaba para terminar de ser un equipo más sólido y más serio, contundente. Jugamos bien en ataque pero se nos complicaba mucho la defensa, sostener los partidos y cerrarlos”.

A pesar de eso, el equipo se pudo acoplar a las indicaciones al mismo tiempo que el cuerpo técnico fue encontrando y acomodando las piezas para formar una fuerza colectiva que estaba dando señales muy positivas.

“Fue mucho trabajo, los fui conociendo más a ellos para ver a dónde podía rendir cada uno. Ubicarlos en las posiciones que parecían en cuanto a la defensa y que fue, para mí, la clave del ascenso”, comentó el DT.

Ya en el torneo Clausura, el conjunto velezano mostraba una cara totalmente distinta con una identidad de juego marcada en el que su ataque era veloz e implacable y la defensa que parecía ser el punto débil del equipo terminó dando mucho rédito.  En esta etapa del torneo, Vélez se mantuvo en la mayoría de las fechas (todavía quedan por disputarse tres) puntero y llegó a una racha de 10 victorias seguidas lo que le permitió sacar un gran margen de puntos frente a sus perseguidores.

En el camino se cruzaron  partidos donde los fortineros debieron pelearla bastante y trabajar más de la cuenta para llevarse la victoria. El entrenador detalló uno de los encuentros: “Sin duda fue el de Quilmes, nos complicó mucho allá. Su defensa era abierta y muy agresiva y no lo estábamos resolviendo muy bien. Tuvimos un par de errores pero en ese momento jugaban los nervios de que lo teníamos ahí. Se terminó definiendo en la última jugada con un fallo medio polémico a favor nuestro pero a veces la suerte es amiga del trabajo”.

El partido que dio el tan ansiado logro fue el 6 de octubre contra Argentinos Jrs. B, con una victoria por 28 a 19 y ese resultado les consiguió el ascenso, a cuatro fechas de finalizar el torneo, a la Liga de Honor por primera vez en su historia. Fernando así lo explicó: “Pudimos cerrar algo histórico porque el club nunca había estado en la categoría y a parte no hay muchos equipos que hayan ascendido faltando tantas fechas por disputarse”.

Y agregó: “Los chicos demuestran una voluntad para entrenar muy importante, eso es producto de todo el trabajo que hicieron antes de que esté yo. Nosotros sólo vimos que teníamos que acomodar unas cosas y cerrar los resultados porque en cuanto a juego y dinámica estaban creciendo hace bastante, es un club que trabajó muy bien con inferiores para estar así”.

A pesar de tener el gran objetivo asegurado no se conforman con eso y apuntan todos sus cañones en estas últimas fechas a conseguir el campeonato de la categoría para cerrar con broche de oro una temporada soñada para estos chicos. Así lo aclaró su DT: “Voy a bajarles las cargas a los chicos de inferiores para que se dediquen a su categoría que también está por ascender, lo que sería algo muy importante. Por eso habrá una rotación más chica y el objetivo es ganar campeonato que nunca se logró y también la Copa FEMEBAL para terminar mucho mejor de lo que estamos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.