Deportivo Español: volver a empezar

El club de Parque Avellaneda consumó su descenso a la Primera C tras la derrota 2-0 ante Colegiales, el 14 de este mes. El Gallego volverá a jugar en la cuarta categoría del fútbol argentino tras cinco años militando en la B Metropolitana.

Si bien Español había logrado consolidarse en dicha categoría desde el 2014, los problemas que surgieron hacia la segunda mitad de la década de los noventa, años posteriores a su máximo esplendor deportivo e institucional, hasta el día de hoy dejaron secuelas.

En el torneo de la B Metropolitana 2014 el Gallego terminó sexto en su zona y no logró clasificar al reducido. Al año siguiente la competición eliminó su formato conformado por dos zonas para realizar un torneo de 22 equipos. Deportivo Español terminó en el puesto 18 y comenzó su complicación con los promedios, quedando a dos puestos del descenso.

Ya en el año 2016 el formato -manoseado por las inestabilidades características del fútbol argentino- volvió a cambiar y se llevó a cabo un torneo de 20 equipos. El conjunto de Bajo Flores finalizó 17 y continuó sin poder despegar del fondo de la tabla general.

En agosto del mismo año, tras varias dudas por problemas económicos con los clubes de la categoría, la AFA decide que se ponga en marcha una nueva B Metro que volvía a la “normalidad” y que terminaba en agosto de 2017.

Párrafo aparte para esta campaña de Deportivo Español que finalmente clasificó al reducido con la esperanza de volver a la B Nacional. El Gallego derrotó 1-0 a Atlanta, que contaba ventaja deportiva, y avanzó a la semifinales del octogonal.

Allí se enfrentó ante Deportivo Riestra, con el cual perdió en condición de visitante por 2-0 en la ida, y una semana después logró la victoria por 1-0 en el Nueva España, pero el triunfo no le iba a alcanzar.

Español iba a jugar una nueva temporada en la B Metropolitana y continuaba, pese a su buen desempeño, en serios problemas con respecto a los promedios. En la siguiente temporada, terminó anteúltimo en el torneo y se mantuvo nuevamente a dos puestos del descenso.

Finalmente llegamos a la actual temporada donde Español terminó perdiendo la categoría. El club finalizó el torneo con 31 puntos resumidos en apenas 7 victorias, 10 empates y 21 derrotas.

Pobrísimos números para un equipo que a lo largo del campeonato cambió 4 veces de entrenador. En julio de 2018, tras el alejamiento de Jorge Franzoni, Adrián Romero firmó contrato por un año con la institución de Bajo Flores y fue con quién comenzó este torneo. Cuatro meses después Pedro Catalano y Ernesto Periste tomaron en conjunto las riendas del Gallego.

Ya en marzo de este año Eduardo Pizzo volvió al club para tratar de revertir la situación, en un 2019 en el cual Español solo abandonó la última posición en el final del campeonato tras la victoria ante Comunicaciones. Tan solo cinco días después se anunció a Rodrigo Bilbao como nuevo entrenador, con el cual el club finalizó la competición.

Consumada la finalización de la temporada, si bien el objetivo está puesto en volver lo más rápido posible a la B Metro, se deberán solucionar diversos temas como quién se desvinculará del club y cuáles son los nombres que pueden llegar a un Español que deberá comenzar de nuevo.

También deberán analizar la situación de Bilbao, que si bien fue el técnico con el cual el club descendió, debería seguir a cargo para armar un verdadero proyecto futbolístico.

Es una tristeza para el mundo del fútbol que un club que supo dejar una gran imagen en sus tiempos dorados, convirtiéndose en una institución modelo y a lo largo de estos años un ejemplo de lucha en cuanto a la responsabilidad de defender sus orígenes, esté pasando por este duro presente.

Pero Deportivo Español sabe lo que es pelearla, y el fútbol como te puede golpear también te da revancha. El Gallego seguramente la tendrá.

Leave a Reply

Your email address will not be published.