Mataderos: se realizan actividades en protesta al cierre de los secundarios nocturnos

La medida del Gobierno porteño fue comunicada el viernes. La comunidad educativa del Liceo 8 (Comuna 9) lleva a cabo acciones para concientizar a los vecinos.

Por Ximena Gonzalez

La Resolución N° 4055-2018 del Ministerio de Educación de la Ciudad dispone el cierre de escuelas secundarias, liceos y bachilleratos en la modalidad nocturna. En la Comuna Lisandro de la Torre hay una sola escuela comercial en ese turno, la “Esteban Echeverría”.

Su modalidad contempla el ingreso a la educación de chicos de entre 15 y 18 años que por superar la edad convencional no pueden cursar en escuelas diurnas, además de adultos que, por cuestiones laborales, necesitan cursar de noche para terminar sus estudios.

Desde el último viernes alumnos y ex alumnos salieron a la calle para charlas con los vecinos que no estuvieran enterados de la medida. Además pegaron carteles en la escuela en contra de la resolución.

“Se realizaron reuniones con docentes y con estudiantes, porque lo que se les anunció a los directivos es que a partir de ese mismo día se comunicaran con todos los inscriptos a ingresar en el 2019 para informarles que se caía la inscripción y que debían conseguir algún otro tipo de escuela que les facilitara la cursada”, le comentó a AVISPADOS la comunera María De La Cruz Báez (UCR).

La medida

En el caso de la escuela “Esteban Echeverría”, la Ciudad les garantizó la continuidad a los estudiantes de segundo a cuarto año, a diferencia de otros establecimientos donde se cerraron todos los cursos.

“El cierre de los colegios nocturnos va a afectar al sistema educativo porque quita una modalidad existente y, al margen de que el argumento sea que se quita porque la Ley de Educación Nacional no contempla los comerciales, la realidad es que en un país donde el derecho a la educación debería ser esencial, se debería haber garantizado la posibilidad de una transformación a otro tipo de modalidad, no el cierre de una escuela”, denuncia Báez.

Otra de las problemáticas que traería el dictamen es el impacto en los puestos de trabajo de los docentes, que tendrán un sueldo garantizado hasta el mes de marzo.

“Sólo un 10% pudo acceder a algún cargo como para suplir esta baja de sus ingresos. Más allá de que pierdan su fuente laboral, se complejiza mucho a futuro que tengan la posibilidad de reinsertarse en el ámbito laboral porque frente al cierre de los colegios nocturnos también existen muchas asignaturas que con la Nueva Escuela Secundaria se fueron quitando, entonces ya tenemos un problema de reubicación de docentes dentro del sistema educativo de nivel medio”, manifestó la juntista.

Cuando se le preguntó por qué creía que el Gobierno porteño había decidid tomar esta medida, Báez expresó: “Tienen un desconocimiento total de lo que es el sistema educativo y una clara decisión de tomar medidas unilateralmente sin ningún tipo de diálogo que busque generar alternativas que respondan a las necesidades, dejando de lado la realidad que no sólo tiene que ver con el proceso de enseñanza-aprendizaje de los que acceden a la educación sino también de todo lo que tiene que ver con la comunidad docente y no docente que terminan perdiendo su puesto de trabajo”.

Y concluyó: “La medida se presenta en este momento en el que el reclamo que puedan realizar los maestros y los estudiantes queda inhabilitado por la época del año en la que se da. No tienen posibilidad dentro del sistema educativo de poder hacer el planteo, porque ya no hay más reuniones ni jornadas, tienen que esperar hasta febrero. Por eso me parece una medida siniestra porque las familias en lugar de celebra Navidad o Año Nuevo en paz, tienen que estar viendo de qué manera va a resolver su situación económica”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.