“En materia educativa, este Gobierno se basa en ajuste, privatización y disciplinamiento”

La legisladora del Frente de Izquierda Laura Marrone presentó, junto a otros diputados, una carta a la Ministra de Educación Soledad Acuña pidiendo una audiencia. AVISPADOS dialogó con ella sobre qué los impulsó a redactar el mensaje y sus expectativas sobre la reunión.

Por Ximena Gonzalez

El escrito solicita una entrevista para tratar los problemas de la “emergencia educativa”: el cierre de las secundarias nocturnas, el traslado del Instituto Superior de Educación Física Nº 1 “Dr. Enrique Romero Brest” y la demolición de su edificio, el cierre del lactario del Ramos Mejía y la mudanza del Cerámica 1 al edificio otorgado al Rogelio Yrurtia.

“La resolución del traspaso del Cerámica es una decisión totalmente irracional, en primer lugar porque eso supone especular con el desgranamiento de matrícula ya es muy difícil para esos adolescentes viajar los 7 kilómetros que separan los lugares y además porque en el edificio propuesto no caben. El Yrurtia ya calculó sus aulas y sobran unas dos para la nueva escuela que pretenden trasladar”, reclamó Marrone.

La nota (firmada por el FIT y Autodeterminación y Libertad) también plantea el problema de las personas que se quedaron sin vacantes en todos los niveles de educación para el próximo año.

-¿Qué consecuencia traerá el cierre o traslado de estas instituciones?

-Va a crear precariedad laboral para los trabajadores de la educación de esos establecimientos. La mayoría son interinos y suplentes y que no tienen ningún resguardo ni seguro por despido. Hay gente que tiene hasta 10 años trabajando en calidad de interino, entonces es un despido sin indemnización.

Los titulares pueden ser ubicados en nuevos establecimientos pero desplazarían a suplentes que ya estuvieran en esos cargos, con lo cual el tema se extenderían a otros establecimientos, y los que no encuentren una reubicación podrán quedar en disponibilidad un año y algo más, pero después cesan su empleo.

La ministra suele decir que no hay problema laboral porque siempre faltan docentes. Yo no sé por qué esta señora miente. Faltan docentes en el nivel primario y esto se trata de turno nocturno. Y al que tenía un cargo en el turno nocturno no lo puede reubicar en el turno diurno.

-¿Cómo cree que va a afectar el cierre de secundarios nocturnos en los barrios de la Ciudad?

-En nuestra Ciudad como en el resto del país alrededor del 50% de los adolescentes no terminan la escuela secundaria en tiempo y forma. Esto se ha destacado como un problema de políticas de Estado para la educación y la medida que ha tomado el Gobierno resulta sorprendente porque justamente la existencia de escuelas secundarias nocturnas respondía a una demanda más adecuada para esa población que abandonó o tuvo que dejar la escuela secundaria.

Agreguemos a esto que la deslocalización de centros educativos en los barrios va a provocar una deserción o una desescolarización de la gente que no pueden trasladarse, no les den los horarios o directamente los costos de transporte no les permitan afrontar una opción en lugares distantes.

A eso sumémosle un problema de seguridad. Este tipo de centros educativos, comerciales y liceos abarcaban una franja que no cobijan los CENS. Distancias muy largas con circuitos nocturnos provoca que muchas veces las familias mismas no dejen que sus hijas e hijos vayan a esos lugares por cuestiones de seguridad.

-¿Y qué esperan de la reunión que solicitan a través de la carta?

-De la ministra de Educación no esperamos mucho pero si creemos que la opinión pública y la movilización de los docentes, los estudiantes y las familias va a visibilizar este problema, y nuestro pedido de entrevista es una contribución a esa manifestación social.

-¿Cree que detrás de estas medidas en educación hay alguna otra intención?

-Claramente, la política global de este Gobierno en materia educativa es una combinación de tres aspectos: ajuste, privatización y disciplinamiento.

El ajuste lo estamos viendo, la reducción de la inversión en educación es creciente año a año.

Para señalar una referencia: el Gobierno de la Ciudad en este momento no dedica más que el 17% de presupuesto para la Educación cuando años atrás su proporción era del 26%. Pero si comparamos lo que invierte en salario docente y en salario para la Policía vamos a ver que es casi equivalente siendo que la policía es una proporción de entre 27 y 23 mil de efectivos y en la docencia son arriba de 50 mil.

Es decir que estamos ante un proceso creciente de desinversión de la educación y creciente de inversión en lo que ellos llaman seguridad que en realidad es una política para la represión de la protesta y de la situación de conflictividad social a partir de la desocupación y la miseria que se está viviendo en nuestra Ciudad.

-¿Qué análisis hacen sobre el pago a instituciones privadas?

-Tenemos que comparar el presupuesto de la Dirección de Educación Estatal, quitando lo que es Ministerio, Planificación y Formación -que es algo que en última instancia se comparte como diseño de política con la educación privada- con la Dirección de Educación Privada y ahí nos vamos a encontrar con que la diferencia es de 1 a 2,4; un peso para la educación privada contra 2,4 pesos para la educación pública. Estamos hablando de una relación de casi el 40% del Presupuesto que le dedica el Estado. La privatización es muy fuerte.

A esto hay que sumarle lo que significa la penetración de la empresa privada dentro del sistema público a través de la tercerización creciente de servicios. La Ciudad ha ido desfinanciando a la escuela de formación docentes, reemplazándola por convenios con universidades privadas. Una de las más favorecidas es la de San Andrés que hoy da cursos de capacitación hasta en nuestras conducciones escolares.

-Usted mencionó el disciplinamiento. ¿Podría desarrollar ese concepto?

-El pago a los privados hace al disciplinamiento. La Universidad de San Andrés estaba regida por (el actual presidente de la Corte Suprema) Carlos Rosenkrantz, su rector, aquel que fue el ideólogo del 2×1. Entonces no va a dar cursos de Derechos Humanos para explicar por qué defendemos el derecho de los pueblos originarios a que no los maten y les quiten sus tierras sino que va a ser un tipo de formación que discipline al orden que quiere imponer este Gobierno.

Los perfiles de cursos que se están dando son en computación, en management y liderazgo y en neurociencias, es decir, nada que tenga que ver con un perfil de comprensión histórica. Hay una intención de borrar la identidad Nacional y la memoria, por eso hablo de disciplinamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.