La Justicia le dio ayer la razón a los docentes y exigió a la Ciudad que suspenda la obligación de habilitarle al Gobierno los datos contenidos en sus perfiles de Google.

El juez Roberto Gallardo hizo lugar a la medida cautelar presentada por el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) Eduardo López.

Ahora, el Gobierno deberá modificar las condiciones requeridas a los maestros para ingresar al nuevo sistema de inscripción on line docente.

Según la causa, las modificaciones comenzaron a funcionar en la última semana de julio. Cuando los profesores querían ingresar al sistema en línea, éste les anunciaba que debían cambiar su contraseña.

Sin embargo, el trámite no finalizaba allí: antes del último paso, los docentes tenían que habilitar al Ministerio de Educación a acceder a los datos almacenados en su perfil de Google, la lista de contactos, fotos y videos.

En su escrito, Gallardo -en calidad de subrogante del juzgado N° 6 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad- pidió que el Gobierno “garantice de manera inmediata” que el sistema informático “no solicite a los docentes ninguna información vinculada con su intimidad para condicionar su acceso”.

Además, el magistrado abrió un plazo de 15 días para quienes estén interesados en sumarse a este amparo iniciado por UTE.

“Esperamos que el Gobierno de la Ciudad cumpla inmediatamente este fallo y que los funcionarios entiendan que no vamos a permitir que se naturalice ni esta ni ninguna otra práctica autoritaria”, expresó López al conocer la resolución.

Leave a Reply

Your email address will not be published.