Miércoles, 23 Agosto 2017
Home Opinión Mujeres al poder: el accidentado camino hacia la igualdad
Mujeres al poder: el accidentado camino hacia la igualdad
Viernes, 30 de Junio de 2017 09:03

1348*Abogada. Fundadora y directora ejecutiva del Instituto de la Democracia y Elecciones (IDEMOE). Especializada en Derechos Políticos y Electorales de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Observadora nacional e internacional de elecciones.

 

Seguinos en las redes

 

001twitter

 

 

 

001facebook

  

 

La paridad constituye una de las estrategias orientadas a combatir los resultados de la discriminación histórica y estructural que ha mantenido a las mujeres al margen de los espacios públicos de deliberación y toma de decisiones. Es un principio que responde a un entendimiento congruente, incluyente e igualitario de la democracia, en donde la representación descriptiva y simbólica de las mujeres es indispensable[1].

 

A diferencia de las cuotas, es una medida permanente.

 

Se expresa en disposiciones normativas en sistemas electorales que incorporan en las listas oficializadas el 50% de candidaturas para cada sexo. Para que se cumpla en los hechos, es necesario que se incorporen criterios ordenadores como la alternancia y mandatos de posición en las listas partidarias.

 

Una de las preguntas frecuentes es si incluyendo más mujeres en las listas aseguramos la igualdad en la participación. En este sentido, podemos advertir que la paridad sí asegura una relativa igualdad desde el punto de vista cuantitativo, no cualitativo. Un estudio que realizamos en IDEMOE vinculado a la participación e integración de las parlamentarias como autoridades del Congreso Nacional, de los bloques y comisiones, nos mostró que están distribuidas en forma desigual. Comisiones relevantes como la de Acuerdos del Senado, tiene una sola mujer entre sus 17 integrantes. En Diputados, las presidencias de Comisiones son en su mayoría masculinas apenas el 29%, de las 45 comisiones permanentes, están encabezadas por mujeres. Llama la atención que la composición femenina llega al 90% de mujeres en Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, al 77% en las Personas Mayores y al 68% en Discapacidad, como si la temática fuera una cuestión a ser atendida solo por mujeres.[2]

 

Otras de las inquietudes que se nos presentan sobre la incorporación de la paridad en las normas es que si, a la hora de armar las listas, los partidos incluyen mujeres por sus trayectorias políticas. Esto no se da necesariamente, como tampoco lo hacen con los varones, los cuales muchas veces son incluidos sin tener trayectoria política alguna. Es una práctica que aplican los partidos – o sus cúpulas- en la elección candidatos y candidatas por igual.

 

Es importante que haya representación femenina en el Poder Legislativo porque está demostrado que ha mejorado la calidad democrática. En proporción, las legisladoras son las asisten más a las sesiones, reuniones de comisión, presentan más proyectos, están más activas en redes sociales[3]. La mayor representación femenina en el legislativo concretamente ha contribuido a la sanción de normas que favorecen a las mujeres en cuestiones estructurales como los derechos del trabajo, la salud, la integridad, la representación política, entre otros.

 

Existen partidos que defienden la igualdad, aunque en los hechos, de diferentes formas y a veces contra discursivamente. Hay partidos de izquierda que se oponen a las cuotas o paridad porque consideran que es innecesaria, y en la práctica integran sus listas con más mujeres que hombres. Otros partidos reclaman que la igualdad en listas sea establecida por ley, pero mientras ese rigor no los obligue, no integran sus listas paritarias voluntariamente. Esto quedó demostrado en el armado de listas de las PASO 2017. En la CABA, se han limitado al cupo del 30% con posibilidades de ser electas, en la mayoría de los casos.

 

Argentina fue pionera en el mundo en establecer una acción positiva a favor de la participación de las mujeres mediante la ley de Cupo Femenino. Los resultados fueron alentadores, y hoy nadie imagina la representación política sin mujeres. La ley, sin dudas es una herramienta que coadyuva a corregir desequilibrios socioculturales, aunque no lo es todo y debe ser acompañada por otras medidas.

 

En la CABA la paridad es obligatoria en la integración de las juntas Comunales. Hay un proyecto del Ejecutivo de la ciudad para incorporarla en las listas de legisladores porteños. Ya existe en 8 provincias. A nivel nacional hay 2 medias sanciones esperando convertirse en ley.

 

La calidad de la inclusión de las mujeres en la política es un desafío prolongado, en el que jamás conformarnos, aún estamos lejos de una igualdad real y naturalizada por hombres y mujeres. Se puede aspirar a mucho más que eso. A mi modo de ver, aún estamos en una fase de acomodamientos de bases. Luego que estén dadas las condiciones de justicia, igualdad de oportunidades, inclusión, empoderamiento de las mujeres y respeto por su rol social, podemos aspirar al deseo mayor que es el perfeccionamiento de la representación política, cuyo único fin es trabajar para el bienestar general.

 

 

[1] Diccionario Electoral, CAPEL y el Tribunal Electoral de México, Edición 2017, Tomo II, página 803

 

[2] Participación Política de las Mujeres en el Congreso Nacional Argentino 2016. Informe IDEMOE http://idemoe.org/idemoe-participacion-por-genero-en-el-congreso-2016/ 

 

[3] El Congreso Nacional Argentino en Redes Sociales 2017. Informe IDEMOE http://idemoe.org/informe-idemoe-el-congreso-nacional-en-las-redes-sociales/ 

 

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.