Miércoles, 12 Diciembre 2018
Home Deportes El desafío de ser cronista en la apertura de los Juegos Olímpicos de la Juventud
El desafío de ser cronista en la apertura de los Juegos Olímpicos de la Juventud
Domingo, 07 de Octubre de 2018 09:53

1839Buenos Aires 2018 se puso en marcha ayer y fui al acto de inauguración para contar cómo es estar en un evento de semejante magnitud. La ceremonia desde adentro.

 

Seguinos en las redes

 

001twitter

 

 

 

001facebook

  

 

Por Ramiro Calello

 

Tras un viaje relativamente corto y cómodo en el subte, arribé al Obelisco acompañado por mis padres (a quienes convencí con el motivo de que iba a ser un día inolvidable). Eran las 17.30 y para ese entonces ya había una cantidad considerable de gente que se movía entre vendedores ambulantes y personal policial para conseguir ubicarse lo más cerca posible del escenario principal.

 

Habíamos llegado a un límite: ya no existía forma de avanzar. Entonces decidimos quedarnos pegados a los canteros para asegurarnos la cercanía a la calle. La música comenzó a sonar cerca de las 18 y el ambiente se transformó.

 

La ceremonia de apertura parecía estar cada vez más cerca, pero un simpático Matías Martin cambió varias caras que me rodeaban al avisar que el acto iba a empezar a las 20.

 

Después de un cambio de DJs y varios remixes, se hizo la hora y en el escenario se presentó el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta para brindar un discurso, discurso que nadie del público consiguió oír ya que “inesperadamente” los parlantes dejaron de funcionar y solamente se pudo ver la cara del funcionario a través de las pantallas que se extendieron a lo largo de la 9 de Julio. Los espectadores no se guardaron los silbidos.

1840

Atónitos luego del extraño suceso de los parlantes, nos sorprendimos al ver que en el cuerpo del Obelisco se estaba proyectando la cuenta regresiva. Una integrante de Fuerza Bruta se encargó de dejar flamear la bandera argentina mientras descendía del mismo. Los fuegos artificiales provocaron los gritos de la gente y despertaron a más de un niño que no había aguantado el sueño.

 

Las delegaciones hicieron su ingreso al sector que la organización les tenía reservado. Ver la emoción de los más de 4 mil atletas me generó una linda sensación. Esa fue la señal para que el conductor del evento pidiera que la audiencia se pusiera de pie para entonar las estrofas del himno argentino. Mostré cierta desazón al notar que prácticamente era el único presente que cantaba a la par de la actriz y cantante Angela Torres que puso su voz para entonarlo.

 

Al finalizar, cada uno de los abanderados de las 206 delegaciones desfiló ante la mirada de los espectadores. Los murmullos dejaron ver que la mayoría de los presentes no conocían a gran parte de los países que pasaban por el escenario.

 

1841En todo momento se resaltó al olimpismo, sobre todo cuando ingresó la bandera alusiva y luego del himno olímpico se dio lugar al juramento.

 

De ninguna manera podía pasar desapercibido el tango, por lo que Mora Godoy se ocupó de interpretar, con su baile, la música que tocaba con su acordeón un hombre desde lo alto del Obelisco. Una flamante carroza con bailarines se trasladaba por la 9 de Julio y conseguía distraernos a todos (lamentablemente) de la performance de Mora.

 

Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino, tomó la palabra y agradeció a todas las personas que hicieron posible Buenos Aires 2018, además de dejar bien clara la excelentísima relación que tiene con su par Thomas Bach, titular del Comité a nivel internacional.

 

Fue este último el que causó sonrisas al realizar su discurso en un castellano que sonaba gracioso, pero eso no le quitó seriedad. Seguramente habrá tocado el corazón de más de uno (como mi mamá, que se emocionó) cuando mencionó la presencia de los chicos del equipo tailandés de fútbol que habían quedado atrapados en una cueva y tuvieron en vilo al mundo hace unos meses.

 

Por último, los medallistas argentinos Paula Pareto y Santiago Lange portaron la antorcha olímpica en el último tramo y encendieron el pebetero para darle, definitivamente, inicio a Buenos Aires 2018.  

 

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.