Jueves, 24 Mayo 2018
Home Entrevistas Mujeres en política: el caso de la Junta Comunal nº 9
Banner
Mujeres en política: el caso de la Junta Comunal nº 9
Jueves, 08 de Marzo de 2018 12:10

1595La Ciudad se divide en 15 comunas. Solo 2 de ellas tienen 5 de sus 7 miembros del género femenino y de esas, solo una está presidida por una mujer: la Comuna 9. En esta nota, la opinión de las y los juntistas de Mataderos, Liniers y Parque Avellaneda hace foco en la experiencia de trabajar en un grupo atípico.

 

Seguinos en las redes

 

001twitter

 

 

 

001facebook

  

 

El calendario nos sitúa en 2018. No debería ser raro que hombres y mujeres pudieran formar parte de la vida política de manera equitativa. Sin embargo, el Sistema de Indicadores de Género porteño  presentado esta semana indica, entre otras cosas, que disminuyó la cantidad de legisladoras entre 2014 y 2016 de 40 a 35 por ciento.

 

Las comunas, por su parte, han experimentado un leve aumento en el porcentaje de mujeres integrantes de las juntas y en las últimas elecciones el 47,6% de esos cargos quedó en manos de ellas.

 

Los vecinos de Mataderos, Liniers y Parque Avellaneda hablaron en las urnas y voto a voto conformaron una Junta comunal con 5 mujeres (entre ellas la presidenta) y 2 hombres.

 

AVISPADOS charló con Analía Palacios (Vamos Juntos), Aixa Rocha (Unidad Ciudadana) María de la Cruz Báez (ECO), Roberto Braccini (Vamos juntos) y Mariano Henares (Unidad Ciudadana) para conocer en primera persona cómo trabajan en equipo. ¿Se puede? ¿Funciona? ¿Por qué no pasa tan seguido y aún nos sorprende?

 

 

Allá lejos y hace tiempo

 

La política es una carrera. Nadie logra ser elegido en un cargo de un día para otro sino que se construyen las candidaturas y sus candidatos.

 

La actual presidenta de la Junta Comunal nº 9, Analía Palacios comenzó su militancia en 2003, en un local político de Mataderos trabajando junto al hoy ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo y los ex legisladores Roberto Quattromano y Daniel del Sol.

 

“Jamás me hicieron sentir incómoda, al contrario, mis compañeros me integraron y nunca sentí que por ser mujer estaba limitada”, señala Analía. Reconoce, además, que muchos de sus logros tienen que ver con el apoyo recibido de parte de su jefe político, Ritondo, y de su propia personalidad: “Soy una persona que piensa que con el diálogo se logran muchas cosas y tengo paciencia. Hablando todo se aclara y se entiende”.

 

María de la Cruz Báez tampoco se sintió discriminada ni cohibida por cuestiones de género. “Mis inicios en la política fueron muy positivos, participaba en un ámbito que lejos se encontraba de ser prejuicioso con la mujer”, asegura.

 

Casi como si fuera una fórmula, Báez, proveniente del radicalismo, recuerda: “Siempre me alentaron a continuar y a poder transmitir nuestras ideas valorando las aptitudes y cualidades de cada uno y no su género”.

 

En la vereda del peronismo, Aixa Rocha tampoco sufrió desplantes por ser mujer. “El movimiento que integro es parte de la reivindicación del género y de la mujer dentro de un proceso amplio, inclusivo y de justicia social. Tuve la suerte de encontrarme con compañeros y un espacio de contención donde la igualdad era un hecho y un ejercicio. Las opiniones valían todas lo mismo”, subraya Aixa.

 

Sin embargo, reconoce que por su edad (empezó a militar a los 17 años) sí sintió prejuicios. “Recién a los 21, cuando asumí en la junta comunal empecé a sentir lo que significaba ser mujer y tan joven”, recuerda.

1593

De izquierda a derecha: Rocha, Braccini, Palacios, Liliana Lestanquet, Stella Maris Martellotta, Henares y Báez.  

 

Elecciones en las urnas

 

En octubre de 2015 los votos de los vecinos determinaron que la junta comunal quedara conformada por un lado de la forma esperada (ganó el oficialismo) y por el otro de manera inusual (ganaron las chicas).

 

“Desde el primer día me sentí muy cómodo. Con las compañeras de los distintos espacios pudimos ponernos de acuerdo en trabajar en conjunto para mejorar las cuestiones de la Comuna y llegar al vecino de la mejor manera: estando en el barrio y caminándolo. Me hicieron sentir parte del equipo. Fue algo nuevo: nunca había trabajado con tantas mujeres. Es una linda experiencia”, valora Mariano Henares.

 

Para su colega Roberto Braccini la cosa también va por ahí: “La experiencia me resultó altamente positiva, ellas tienen una sensibilidad y una comprensión que contribuyen en el trabajo cotidiano”.

 

Sobre el diálogo y la posibilidad de construir juntos también coincide Palacios, quien subraya una mayor problemática en ponerse de acuerdo por cuestiones partidarias que por asuntos de género.

 

“Estoy muy conforme con la junta comunal que hoy presido. Al principio costó por las diferencias políticas, pero en realidad yo siempre les dije que estoy para los reclamos del vecino. Hoy en día tengo otra clase de relación: hay más diálogo y nos entendemos mejor”, asegura.

 

Báez, sin querer, concentra en una frase la hipótesis que dio origen a esta nota: “En nuestro caso la mayoría del cupo femenino fue lógicamente una casualidad. Sin embargo, debe ser llamativo para muchos que creen que la mujer no encuentra en la política su ámbito natural”.

 

Para Rocha los comienzos de su primer mandato en 2011 fueron difíciles. Aquello de la discriminación por género que no había experimentado, llegó de golpe al ser elegida para un cargo público.

 

La mujer tiene que esforzarse mucho más que el hombre para que lo que diga sea realmente escuchado, tenido en cuenta y no ser descartado solo por venir de una mujer. Este dicho famoso de ‘como te ven te tratan’ es un ejemplo claro de lo que nos toca vivir a quienes ejercemos determinados roles de exposición”, analiza Rocha. Más adelante contará una anécdota para ejemplificar esa sensación.

 

Todos parecen coincidir en la sensibilidad que aportan ellas. La palabra se repite en cada diálogo con AVISPADOS, la dicen los hombres y las mujeres, aunque con cierto cuidado de no generalizar.

 

“Representar a los vecinos necesita de muchos factores, no solamente lo podemos traducir en cuestiones de género. Sin dudas creo que la mujer tiene un potencial, una sensibilidad, un espíritu hasta maternal que tiene que explotar y le da el valor agregado a la función, sin olvidar que hay hombres con esa cualidad y mujeres que no”, describe Rocha.

 

Báez prefiere no hacer hincapié en contrastes entre comuneros y comuneras porque “la mejor forma de demostrar el valor de la mujer es justamente no resaltar esas diferencias”. “Mi condición de mujer no me restringió posibilidades al momento de recorrer nuestros barrios y trabajar junto a los vecinos”, señala.

 

Después, cuando se le pregunta qué aportan de positivo las mujeres opina: “Muchas veces solemos ser más pasionales a la hora de defender posiciones que benefician al bien común”.

 

“Las diferencias se transforman en cosas positivas cuando todos apuntamos al mismo norte: tratar de trabajar para mejorar las situaciones vulnerables en nuestro barrio”, resalta Henares.

1498 

Derribando prejuicios

 

Tanto Braccini como Henares reconocen que desde sus comienzos en política hasta ahora el “cupo femenino” espontáneo fue en aumento. Ambos lo ponderan como parte del mejoramiento de la vida institucional local.

 

“La mujer tendría que haber sido partícipe mucho antes de la política argentina. El pensamiento retrógrado de aquel que cree que solo un hombre puede estar a la cabeza de cualquier organización me parece negativo y no tolerante”, califica Henares.

 

“El cupo nos dio la oportunidad a un montón de mujeres de demostrar las posibilidades y capacidades que tenemos de ser y comprometernos y sumar este valor agregado que enriquece la vida pública y la política”, coincide Rocha.

 

Las charlas nos llevan a concluir que entre ellos y a nivel partidario no hay inconvenientes por el tema del género. Pero, ¿cómo lo ven los vecinos? ¿Cómo las ven?

 

“Nuestros vecinos son un ejemplo en cuanto a la participación democrática, de hecho fue una de las comunas que mayor cantidad de listas a Junta Comunal ha presentado en el 2015. Y de la misma forma, no observo prejuicios en cuanto a la condición del género para ejercer el cargo”, se enorgullece Báez.

 

Palacios acepta que una vez sí se sintió incómoda. Fue cuando una vecina le levantó la voz de mala manera en una reunión de la que participaba el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta. “Él mismo le dijo que se ubicara, que no era manera de reclamar”, recuerda.

 

Rocha contesta esta pregunta con más pesar: “Tengo escenas reiteradas de mi vida donde hombres, pero sobre todo mujeres me hicieron sentir la diferencia entre hablar conmigo o con alguien que me estuviera acompañando que fuera varón. A pesar de investir yo una jerarquía, esa persona eligió dirigirse a quien me acompañaba y no a mí”.

 

Con seguridad, suma: “La dificultad que tenemos las mujeres en poder asentarnos en determinados espacios tiene que ver con que a veces se presta más atención a la apariencia, los modos. Ese camino, el hombre lo tiene allanado”.

 

Braccini rescata que “tener prejuicios en ese sentido es contrario a la naturaleza, es perder la oportunidad de potenciarse en la construcción de la política, la vida laboral o familiar”.

 

Y Henares resume: “El hombre prejuicioso tendría que analizarse así mismo. En mi condición de padre de una nena y de hijo le agradezco eternamente a mi madre todas las cosas que me enseñó, el afecto, el amor que quizás un padre por estar todo el día en la calle no me pudo dar. El ser más grande que conozco es la mujer”.

 

1594 

Esta es la hinchada que te quiere ver campeon(a)

 

El mensaje de aliento para que más mujeres se sumen a la vida política nacional es rotundo. “Más allá de que a veces no es fácil, soy feliz porque hago lo que me gusta. Le diría a las mujeres que no bajen los brazos, que luchen por lo que quieren y que no duden en hacerlo”, comienza la presidenta de la Junta.

 

Báez coincide: “Que persigan sus objetivos con seguridad de que hacen lo correcto. Los lugares que no ocupamos, los terminan ocupando otros y siempre tenemos algo para aportar, modificar o mejorar”.

 

“Son triunfadoras, el futuro también está en ellas”, resume Henares y su frase inviste hasta un dejo de pedido.

 

Rocha deja en claro varias cosas. Primero, que “no es menor que hoy la discusión la estén dando mujeres”, porque eso pone en agenda temas controversiales para la vida de ellas. Después, pide luchar por la equidad en los derechos: “No solo es difícil participar en política siendo mujer sino siendo madre y poder cumplir con todos estos roles”.

 

“Tenemos la posibilidad histórica de transformar la realidad y como mujeres afianzar nuestro rol y saber que somos capaces de todo”, concluye.

 
News image

“Las comunas 4, 8 y 9 pueden refundar nuevas áreas de ciudad”

En una charla exclusiva con AVISPADOS, el subsecretario de Planeamiento del Gobierno porteño Carlos ...

News image

Luis Tarrío Gómez: “Nos están condenando a la desaparición”

El actual presidente de Deportivo Español tiene la ardua tarea de defender el club que dio vida al B...

-
+
2
News image

Matías Tombolini: “Queremos tomar contacto con los problemas reales”

El presidente del Consejo Económico y Social (CESBA) porteño comenzó su segunda vuelta por los barri...

News image

“El nuevo Código Urbanístico creará una fragmentación más fuerte entre norte y s

El arquitecto y presidente de la plataforma digital Reporte inmobiliario SA José Rozados desconfía e...

-
+
2
News image

#Historias: El buscador de buzones

En homenaje a los trabajadores del correo que hoy celebran su día, recorremos las callecitas de Buen...

News image

Mujeres en política: el caso de la Junta Comunal nº 9

La Ciudad se divide en 15 comunas. Solo 2 de ellas tienen 5 de sus 7 miembros del género femenino y ...

-
+
2
News image

“Apuntamos a la gran organización que hay detrás del vendedor ambulante”

La fiscal Celsa Ramírez, a cargo de la investigación que desembocó en el desalojo y demolición de pu...

News image

A 13 años de Cromañón: "Quiero que la gente vea en mí a mi hijo"

Cada vez que Pablo Fucci ponía la llave en la cerradura de su casa en Mataderos fuera la hora que fu...

-
+
2

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.