Mataderos y Liniers ya tienen empresa de estacionamiento medido

El software encargado de gestionar  y controlar en tiempo real el aparcamiento en dos de los tres barrios de la Comuna 9 será de INTet S.A.

Con la iniciativa del Gobierno porteño, desde este año, los parquímetros llegarán a los barrios y pasará de haber 4 mil espacios medidos a 85 mil. El estacionamiento se encontrará tarifado de 8 a 20 los días hábiles y de 8 a 13 los sábados. Los domingos y feriados las calles de la Ciudad estarán libres para estacionar.

Se establecerán dos tipos de tarifas, de acuerdo a la demanda. En áreas con gran movimiento comercial y de tránsito se aplicará la tarifa progresiva, que consiste en que el usuario paga 100% de la hora, pero conforme permanece más tiempo estacionado, el valor va disminuyendo.

En cambio, en las zonas con menor movimiento, el visitante paga el 100% del valor, precio que se mantiene estable. El residente en la cercanía a su domicilio, no paga: quienes residan en una zona en la que se debe pagar, podrán estacionar gratis en un radio de 300 metros de su domicilio. Para acreditar que viven allí, deberá tramitarse un permiso electrónico para estacionar de manera gratuita.

La compañía que le corresponderá a Mataderos y a Liniers será INTet S.A. Se trata de una empresa argentina especializada en la provisión de soluciones de movilidad para la vía pública, que ofrece la gestión de contratos de estacionamiento regulado y de servicios municipales de acarreo de vehículos mal estacionados y su posterior traslado a los depósitos.

 

Opiniones contrapuestas

El Gobierno de la Ciudad aseguró que el nuevo sistema de estacionamiento ordenado y acarreo tiene la intención de “contribuir al ordenamiento del estacionamiento en la Ciudad”.

Y sostienen que se debe implementar el estacionamiento medido por las “malas conductas” de los conductores como “el estacionamiento indebido en paradas de colectivos, rampas o áreas peatonales, faltas que entorpecen el tránsito e imposibilitan que el transporte público se acerque a la parada o que una persona con movilidad reducida pueda cruzar la calle de manera segura, con claras consecuencias en la seguridad vial”.

Por su parte, la oposición considera que con este plan “va a haber acarreos y multas en toda la Ciudad. Castigará y no dará opciones. Y las playas de acarreo propuestas implican afectar espacios verdes para convertirlos en  estacionamientos”.

También agregan que es una medida “recaudatoria y que no tiene como objetivo lograr una mejor fluidez y un ordenamiento del tránsito en la Ciudad”, y que además “le mete la mano en el bolsillo al vecino”, tal las opiniones que publicó el diario Página 12.

Leave a Reply

Your email address will not be published.