Mataderos: otra vez los vecinos repudiaron a Rodríguez Larreta

El encuentro fue tenso y muchos vecinos se retiraron molestos por no haber podido hablar. Afuera esperaron al funcionario con cánticos de “Mataderos resiste” y contra el cierre de escuelas nocturnas.

Por Ximena Gonzalez

En el encuentro, llevado a cabo en el club José Hernández (Bragado 5902, Comuna 9), se congregaron gran cantidad de residentes para intercambiar opiniones con el jefe de Gobierno porteño. Se trataba de su primera visita tras el escrache de los habitantes de Recova del Mercado de Hacienda.

Durante la charla, salieron temas de distintas índole tales como el arreglo de veredas y el futuro del Cine El Plata. Luego tomaron la palabra policías exonerados de la Federal y profesores del barrio para exponer contra el cierre de los comerciales nocturnos (El Liceo 8 de Mataderos tiene puesto en juego ese turno).

Los docentes plantearon que de no derogarse la resolución no comenzarían las clases. Rodríguez Larreta argumentó que “los colegios no se iban a cerrar”, lo cual fue interpretado por muchos asistentes como una burla a quienes reclamaban.

“No, las escuelas no se cierran pero nos sacan un turno, una posibilidad de estudiar para mucha gente. El Esteban Echeverría es una de las nocturnas a las que más gente asiste”, manifestó una de las vecinas.

Más tarde se cerró la lista de preguntas por lo que muchas personas no pudieron hablar. Según le comentó a AVISPADOS una de las asistentes “había varias personas anotadas para hablar sobre el Mercado de Hacienda y las viviendas de la Recova y no tuvieron la palabra, un acto de censura para”.

El nerviosismo fue creciendo en el ambiente y las personas comenzaron a hablar sin micrófono al ver que no iban a poder intervenir.

Mientras tanto, con el canto de “Señor, señora, no sea indiferente, nos cierran las escuelas en la cara de la gente” la comunidad educativa de la zona se agolpaba en la puerta del club.

También lo esperaron los habitantes de la Recova mataderense, con los que Rodríguez Larreta se encontró cuando salió por Pieres. Abundaron carteles con inscripciones tales como “respeten la tradición del barrio”.

Al final, llegó la policía y después de unos 15 minutos el auto del jefe de Gobierno pudo salir de entre el tumulto, no sin recibir una gran variedad de insultos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.