Piden la puesta en valor del Cine El Plata y sumarlo al Complejo Teatral porteño

El proyecto presentado en la Legislatura por el Bloque Peronista pide que se hagan las gestiones necesarias para transferir el edificio de Mataderos en condiciones de nivel de protección estructural.

La propuesta de la presidente del bloque María Rosa Muiños apunta a recuperar el inmueble ubicado en Avenida Juan Bautista Alberdi 5751 (Comuna 9) e incorporarlo a la nómina de salas que operan bajo la órbita de la Dirección General Complejo Teatral Ciudad de Buenos Aires del Ministerio de Cultura.

Para ello, pide que el Poder Ejecutivo haga gestiones para que la Corporación Buenos Aires Sur S.E. -organismo estatal que lo tiene bajo su órbita- ceda al Cine “a título gratuito para uso y utilidad pública”.

En el artículo 4º del texto presentado a principios de mes, la legisladora solicita que la Ciudad destine presupuesto para la incorporación de la sala de Mataderos al Complejo Teatral.

“Los derechos culturales integran el plexo de derechos humanos y apuntan a asegurar el disfrute de la cultura y de sus componentes en condiciones de igualdad, dignidad humana y no discriminación”, resume Muiños.

Y agrega que de allí surge “la importancia de promover políticas que acerquen la propuesta cultural pública, progresivamente, a cada Comuna de la Ciudad para que tengan en su zona alguna sala donde acceder a esas propuestas artísticas”.

Para que el proyecto se haga realidad deberá pasar primero por las comisiones pertinentes y luego llegar al recinto para su aprobación.

 

Cómo funciona el Complejo Teatral porteño

 

La Dirección General Complejo Teatral Ciudad de Buenos Aires tiene a su cargo 5 salas teatrales de dependencia oficial: los teatros San Martín, Regio, de la Ribera, Sarmiento y el Presidente Alvear.

Entre sus responsabilidades están la de diseñar y realizar la programación artística de esas salas, definir políticas tendientes a promover y difundir el arte teatral, musical, cinematográfico, fotográfico, y establecer e implementar planes para mantener, ampliar y optimizar las distintas instalaciones edilicias.

“Los espectáculos que se ofrecen en las salas que lo integran, son las representaciones de un concepto de teatro público que busca ser masivo, experimental, innovador, clásico, crítico y abierto”, resalta el proyecto de Muiños.

El texto de la legisladora destaca el artículo 32 de la Constitución porteña que “consagra el derecho a la cultura y establece que la Ciudad debe facilitar el acceso a los bienes culturales y a proteger y difundir las manifestaciones de la cultura popular”.

 

¿Quién protege el Cine El Plata?

En el barrio de Mataderos se encuentra la tradicional sala del Cine Teatro El Plata, que fue catalogado con nivel de protección estructural conforme al Código de Planeamiento Urbano.

Esa norma indica que los inmuebles de esa clase revisten para la Ciudad valor urbanístico, arquitectónico e histórico-cultural, y hacen necesaria su preservación como testimonio de la evolución histórica de la Ciudad y de los barrios.

La sala del edificio -por el que los vecinos luchan activamente desde hace una década- tiene capacidad para 2 mil espectadores. Cuando en 2007 se aprobó la protección del Cine, los legisladores habían reconocido su importancia y el “enorme significado para la vida social y cultural del barrio”.

Adquirido más tarde por la Corporación del Sur y otorgado en comodato, el inmueble jamás recuperó su esplendor. Las obras inconclusas desde 2015 devolvieron la discusión al Parlamento porteño que más de una vez le asignó dinero que jamás fue rendido.

De hecho, cuando en 2017 el por entonces ministro de Cultura Ángel Mahler participó de las rondas de Presupuesto para este año, confirmó –ante la atónita mirada de los mataderenses-: “Hemos intervenido, porque quisimos conocer el nivel de obra, que faltaba. Pero el espacio es de la Corporación del Sur, ya no depende del Ministerio de Cultura”.

Para Muiños el hecho de que las obras de remodelación no hayan sido concluidas  convierte al Ministerio de Cultura (hoy en manos de Enrique Avogadro) en el responsable de su finalización.

“La Ciudad de Buenos Aires adeuda desde hace mucho tiempo una respuesta definitiva a la situación del Cine Teatro El Plata”, consideró Muiños.

Leave a Reply

Your email address will not be published.