Agrupaciones de inquilinos de todo el país realizarán mañana una jornada junto a legisladores para reclamarle a la Cámara Baja que trate la media sanción antes de fin de año.

El acto comenzará a las 17 horas en la Sala 1, piso 2, Anexo A del Congreso Nacional. Además de las organizaciones que conforman la Federación de Inquilinos Nacional, habrá jefes de bancadas de la Cámara Baja y dirigentes sociales y sindicales.

El objetivo del encuentro es llamar la atención de los diputados para que traten en el recinto la norma cuya media sanción aprobaron los senadores en noviembre de 2016. De no hacerlo, el proyecto perderá estado parlamentario y deberá reingresar al Congreso.

La llamada Ley de Alquileres busca dotar de derechos a los inquilinos de todo el país. Entre otros puntos, propone que los valores aumenten una vez por año en lugar de cada seis meses contemplando un promedio entre inflación y salario. Además, pide que los contratos duren 3 años en lugar de 2.

Por otro lado, abre un período de 60 días antes de la finalización del contrato para que las partes se pongan de acuerdo sobre cómo seguir, si es que va a haber renovación o rescisión.

El cuarto punto hace hincapié sobre la actualización del depósito que, si aumentó el alquiler al comenzar el segundo año, correría por cuenta del propietario. El proyecto también prohíbe excesos a las inmobiliarias: en el caso de que no exista una normativa local al respecto (en la Ciudad la hay), la comisión no podrá ser mayor a un mes de alquiler.

Por último, el texto en cuestión subraya que las expensas extraordinarias corren por cuenta del propietario. En el caso de que el inquilino necesite rescindir el contrato, se le cobrará un mes y medio de alquiler durante el primer año y un mes en el segundo.

“La solución a la problemática del acceso a la vivienda sólo es posible si se regula el precio del alquiler en todo el país”, expresó en un comunicado el presidente de la Federación de Inquilinos Nacional Gervasio Muñoz.

 

La Ciudad y su regulación

Hace un año, en agosto de 2017, la Legislatura porteña sancionó una modificación de la ley 2340 que regula la actividad del Colegio único de Corredores Inmobiliarios (Cucicba).

Desde entonces, las inmobiliarias no pueden pedir más del 4,15 por ciento de comisión y ésta debe ser abonada por el propietario, algo que hasta ese momento iba a cuenta del inquilino.

Además, el gasto que implica la gestión del pedido de informes a los organismos oficiales también debe ser abonado por el dueño y no al revés.

Otro logro para los inquilinos sucedió en 2015, cuando se les otorgó el 1er lunes de octubre como su día, en consecuencia con la celebración del Día Mundial del Hábitat.

Leave a Reply

Your email address will not be published.