El proyecto presentado por el Gobierno y legisladores contempla la ampliación de la licencia para los padres y hasta el traspaso de días entre ambos progenitores.

Con la intención de “equiparar las tareas de cuidado y promover la inserción de la mujer en el mercado de trabajo” próximamente llegará a la Legislatura una iniciativa oficialista que modificará el sistema de licencias de los empleados públicos.

Los alcanzados por este proyecto son docentes de escuelas de gestión pública, profesionales de la salud y empleados de la administración central.

En principio, la propuesta extiende de 10 a 12 días el período de ausencia con goce de sueldo para el padre o el otro progenitor (en una pareja homosexual, por ejemplo).

Además, durante el primer año de vida del niño, el padre no gestante puede pedir hasta 30 días de corrido con goce de sueldo y hasta 120 sin ese beneficio. Este nuevo régimen correrá también en casos de adopción.

Por el otro lado, el cambio que se propone para las licencias maternas es la posibilidad de transferir los últimos 30 días al otro progenitor siempre y cuando este sea empleado de la Ciudad.

Por último, se sumará a los profesionales de la salud como beneficiarios de la licencia por violencia de género, que ya alcanza a docentes y policías.

En la presentación del proyecto, el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta declaró que el objetivo es “que haya más días para cuidar a los hijos y que esa responsabilidad sea compartida dentro de la familia”.

Además, subrayó que de esa manera Buenos Aires se pondrá a la altura de las ciudades más igualitarias, “con mayor participación de las mujeres en el mercado de trabajo”.

Del acto participaron la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad Guadalupe Tagliaferri, Secretario General y de Relaciones Internacionales, Fernando Straface, y los legisladores Roy Cortina (Partido Socialista) y Natalia Fidel (Confianza Pública), quienes habían presentado proyectos en este sentido.

Leave a Reply

Your email address will not be published.